Una de las premisas actuales en televisión es el de revivir viejos espacios que funcionaron en el pasado. Lo vimos hace unos años con la remozada versión de “Música libre” ó en la TV gringa con series como “Dallas” o “Gladiadores Americanos”. Vértigo no es tan antiguo como los mencionados anteriormente, de hecho es parte de los estelares modernos de nuestra televisión y debe ser el único que ha mutado de distintas maneras para mantenerse vigente.

La estructura del Vértigo clásico es simple, tomando elementos de “reality show” los 6 invitados que se desenvuelven en cada capítulo son eliminados mediante distintos mecanismos hasta que finalmente uno es el gran ganador y merecedor de un premio específico. Vértigo fue mutando debido al desgaste lógico de un programa. después de ser un estelar semanal se comenzó a transmitir 3 veces a la semana en distintos formatos. el primero fue “Vértigo extremo” donde famosos se enfrentaban a un “trabajo” poco usual para ellos que debían cumplir frente a la aprobación de un jefe. Un episodio a recordar fue el accidente que sufrió el comentarista Carlos Tejos durante la emisión del programa en un hipódromo. después vendría “Vértigo en la calle” (mi favorito) de imágenes mucho más dinámicas donde parejas de famosos tenían que seguir pistas en toda la ciudad y completar pruebas para seguir avanzando – ¿Les suena The Amazing Race? – y finalmente se reunían todos en el Vértigo Estelar para comentar las diversas situaciones.
La última reinvención del programa fue “Vértigo V/S” donde hombres y mujeres se enfrentaban. Después de eso el programa se dejó de emitir. Pasando 4 años vuelve en gloria y majestad en el nuevo Canal 13 33% católico.

Vértigo 2012 tiene la gracia de estar en una sociedad más evolucionada, más convulsionada y más conectada. La construcción es idéntica a su versión original con 6 invitados que se prestan a los juegos que el programa, a veces sádicamente, los somete. Las nuevas tecnologías han calado en nosotros y Vértigo no se hace el leso al respecto, creando un nuevo método de eliminación (a veces polémico) por los mensajes en twitter con el hashtag al invitado más y menos comentado. El sistema de cómo los invitados son eliminados también ha cambiado ya que si antes los famosos eran llevados por Yerko o la silla se movía y los invitados desaparecen, ahora el ser puestos en una gran estructuras y soltados para caer al vacío por un agujero es, visualmente, el método de eliminación más impactante que se haya visto…. aunque pensándolo bien Enrique Tagle en “Atrévase otra vez” de LaRed tambien tenia el mismo sistema de eliminación pero con la diferencia que al caer en una caja “trituraba” a los concursantes y saltaba un brazo de mentira que movía los dedos, ¡Ese si era un buen sistema de eliminación!.
Del Vértigo clásico solo queda Yerko Puchento (del cual comentaré al final) ya que sus animadores (Luis Jara y Alvaro Salas) y su modelo (Rocío Marengo) están actualmente en MEGA. Por lo que el 13 debió buscar entre los suyos logrando que Martin Carcamo y Diana Bolocco se hicieran cargo del espacio, logrando un fiato más que aceptable sin sobresalir pero tampoco decepcionar sobre su desempeño en pantalla.
Sin duda el motor de este nuevo renacer del programa es el humor y el gran despliegue audiovisual que se muestra en cada programa (El video que se muestra al principio de cada programa con distintas situaciones de los invitados estilo “Telechacharas” es más que bueno) sumado a la “pregunta del pueblo” y uno que otra sección fallida -Menos mal sacaron a los Improvisadores- También se han tocado temas que en la antigua administración del canal hubiera sido imposible, como por ejemplo preguntas de índole sexual que ruborizarían -¿O no?- a los más conservadores.

Dejo para el final al alma del programa. El personaje que ha sido vetado, censurado, juzgado y vapuleado pero jamas igualado. Yerko Puchento es Vértigo, Yerko Puchento es la razón por la cual Twitter calla para escucharlo. Yerko es el primer “troll” de la historia ya que dice lo que todo el mundo piensa detrás de un personaje. Yerko no teme ridiculizar a su propio canal, no teme encarar (medio en broma, medio en serio) a las “vacas sagradas” de nuestra TV, política y religión. Yerko es lo que todo opinólogo quiere ser pero no se atreve a decir. Un gran trabajo de libreto más la extrapolación actoral de Alcaino logran que Yerko sea lo más esperado del programa por el público y lo más temido por los invitados de turno creando así elevados niveles de audiencias proyectando el morbo del espectador ansioso por saber qué cosas le dirá Yerko al invitado y como reaccionara este frente a su “ataque de sinceridad”.

Vértigo me gusta, siempre me ha gustado ya que sobresale de todos los estelares donde el invitado se sienta y solamente habla, me gusta que sea lúdico, interactivo y se ponga a prueba la resistencia de nuestra pequeña farándula. Vértigo es un formato novedoso a pesar de los años que lleva en pantalla dado que siempre es atractivo ver al famoso siendo juzgado por lo primordial en televisión: El público. Es de esperar que este regreso sea por mucho tiempo y se sepan reinventar frente a los cambios que ha tenido nuestra TV… y ojala volvieran “Vértigo Extremo” y “Vértigo en la calle”. Divertidisimos spin-off. Jamás olvidaré a Benni disfrazado de elefante en el Jumbo.

Vertigo, Jueves 22:30 Hrs, Canal 13.