Malcolm, una realeza de la comedia

Si existiese una réplica del Paseo de la fama para las series de tv o un museo dedicado a las risas en la pantalla chica, en ambos casos estarían presentes los miembros de esta familia estadounidense. Es que los eventos y estupideces que pasan en Malcolm son dignos de ser representados en todas las formas de arte existentes. Sólo así se asegurarían carcajadas y dolores mandibulares que si valen la pena. Si aún no la conoces, sigue los siguientes pasos: toma un limón, exprímelo sobre tus ojos y reza para seguir conservando la vista por lo idiota que fuiste al haberte perdido esta realeza de la comedia.
 
Trata sobre una típica familia de clase media gringa, de esas que viven en vecindarios donde todas las casas son parecidas y tienen antejardín. La serie se llama Malcolm (aunque en algunos países se conoce como Malcolm in the middle) por que se centra en el hijo de al medio, pero el entorno del adolescente está lleno de acontecimientos y personas que son dignas de rescatar. Es tan así que quiero analizar algunos de los sujetos que componen esta estirpe de idiotas y desdichados.




Malcolm (Frankie Muniz): El es el “protagonista” (aunque , a mi parecer, hay otros personajes que se merecen ese título).  Es un adolescente superdotado, el geniesillo del salón, el mateo sabelotodo. Es un hijo ejemplar, el único que tiene futuro para sus padres de llegar a la universidad, el que se encargará de mantenerlos y sacarle los pañales sucios cuando sean ancianos. Pero, a pesar de ser muy inteligente, es perno con las nenas, no sabe conquistarlas ni comprenderlas y eso lo hace ser miserable, sumado a la familia de locos que tiene. A veces le sale uno que otro amor, pero nunca progresa. En conclusión, es un looser que sabe.
 

Lois (Jane Kaczmarek): las mamás son unas de las pocas personas que te tienen que querer por obligación, por naturaleza, por que  sí solamente, pero Lois si sabe criar a sus retoños. Es tranquila HASTA que se enoja…y por Dios que se enoja. Si los militares son mañosos y gritones, Lois les da cátedra y es su ejemplo a seguir. Mi sueño es recibir un reto de esa mujer para  ver su cara de rabia en vivo y perder los oídos por unos cuantos días. Una de las maestras en charlas morales a grito limpio.

 

 

Hall (Bryan Cranston): es el padre, el mantenedor familiar, el sustentador de la comida y quien paga las cuentas. Pero si  hay una palabra para definir a Hall es IMBÉCIL.Catástrofes sin explicación, trabajos mal pagados e injustos, ocurrencias inoportunas y peleas donde siempre sale perdiendo marcan la vida de este hombre. Quizás, venía en sus genes y ya no lo puede cambiar.


 

 


Reese (Justin Berfield): Es el segundo hijo del matrimonio y es un reflejo de que la idiotez se hereda. Si Hall era imbécil, Reese es el emperador de Imbeciland. Es el típico joven que está en la edad del pavo y hace estupideces como veces va al baño. Intenta perjudicar a Malcolm, pero casi nunca le resulta. Es, por lejos, uno de los más graciosos de la serie y que se merece un premio por lo gil que es.

 

 
Dewey (Erik per Sullivan): Es otro de los hijos de la familia. Orejón, bajo, deforme y bien pavo para sus cosas. Tiene una gran imaginación que pareciera poco creíble, pero él es así. Da mucha risa cuando se mete en problemas e intenta zafar a como de lugar. En lo personal, me duele el estómago de tanto reír con sus tonterías y desdichas.





MENCIÓN HONROSA: Aida (Cloris Leachman): la abuela que todos quisiéramos tener. La veterana tiene más energías y garabatos acumulados que Lois, su propia hija. Fuma, baila, se casa como a los 80  e incluso pierde un pie para rescatar a Dewey de un accidente, el cual siempre se lo saca en cara. Para mí, es la más graciosa de la serie, pero no aparece mucho. 

 


Si creías que tu familia era disfuncional,  tienes que ver Malcolm porque te sentirás orgulloso del entorno que posees. Una de las mejores series que he visto en mi vida y que es totalmente recomendable. Lo bueno es que se puede ver en familia y así las comparas.  Te puedo asegurar risas y más risas. Tiene 7 temporadas y existen varios canales que la transmiten, así que revisa tus señales y comienza a pasarlo bien con Malcolm. 

Nos gusta la televisión. Amamos, comemos, rezamos y, ademas, vemos televisión. Canales nacionales, series internacionales, criticar, alabar... y ver televisión.

Send this to a friend