El final del juvenil vacío

Lo había comentado en una columna anterior. La juventud en televisión pasa por su peor momento. Al ya finiquitado programa Yingo se le suma Calle 7 a quién le queda poco mas de un mes de vida en pantalla. ¿Pero a qué se debe este fenómeno que nos deja sin “programas juveniles” en pantalla?
 
Algunas encuestas apuntaban que el público objetivo de estos programas eran de personas de 40 años para arriba. Nada más alejado del espíritu que querían lograr estos espacios, adaptando su contenido a algo más acorde ligado a lo familiar que a pautas que identificaran a los jóvenes. Aunque seamos sinceros, la máxima premisa de estos programas era mostrar a mujeres con poca ropa y, en cierta medida, reírse de las respuestas de los participantes a diversas preguntas de cultura general. Algo pasaba con estos programas que no lograban identificar al segmento primordial al que iban dirigidos. Como leí al señor Larry Moe, la juventud migró de la pantalla del televisor a pantallas más pequeñas, ahora todo es social. Twitter se convirtió en una gran herramientas de desahogo comunicacional y, para que ver contenido que no me interesa o no puedo ver si ahora tengo internet y puedo ver o descargar contenidos que son interesantes para mis gustos.
 
Los programas juveniles crearon micro mundos de farándula. se hicieron notas y segmentos dedicados a mostrar los conflictos interiores del programa y después se comentaban con los mismos protagonistas. En una televisión infectada de un pobre y cada vez más decadente Jet Set no hace falta seguir viendo el de personas que, con suerte, nos sabíamos los nombres. También intentaban inculcar “valores”, esos valores corresponden al compañerismo… que después era destruido en los conflictos internos que se mostraban diariamente. Así que ¿de qué valores me hablan?.
 
Todos los programas de este tipo eran, en mayor o menor medida, una copia a Mekano. Titán de una década que gobernó e idiotizó a la juventud hasta que el chicle se cortó, de ahí nacieron RojoYingoCalle 7 o el olvidable 40 Grados que no hicieron más que tomar la posta de un formato que se iba desgastando con el tiempo. La juventud actual se siente identificada con otro tipo de cosas. Los realities se han encargado de mostrar de manera más fidedigna, aunque siempre con reticencias, de cómo la juventud ha evolucionado hasta el punto de ser catalogada como una generación NiNI (ni estudian, ni trabajan). También se ven reflejados en series que representan mas su actuar y manera de desenvolverse en un mundo mucho más competitivo de perfecciones físicas que la misma televisión se encarga de recalcar una y otra vez. Series como SkinsAwkward o The Inbetweeners reflejan mucho más a la juventud que las simplonas y casi infantiles producciones dramáticas del extinto Yingo o las recreaciones que se hacen en Calle 7.
 
Se acaba una época de la TV Basura. muere un formato que, roguemos, no vuelva a aparecer en pantalla. La juventud cambio y no permiten que les metan el dedo en la boca. El espectador se volvió mucho más abierto con las nuevas tecnologías. ¿Para qué voy a ver a un “elenco” peleando y salta como mono si puedo descargar una serie que me llene más, me entretiene de manera inteligente y me puedo identificar con personajes que, quizás, viven mi misma realidad?… Los intereses cambian. Los gustos cambian… y la televisión también tiene que adaptarse a los tiempos que corren, una juventud mucho más preparada y dispuesta a luchar por su educación. En ese sentido los programas juveniles les hacían un flaco favor. Lo seguro es que no volvamos a saber de los integrantes de estos programas nunca más, Algunos participarán en realities en su momento más decadente. otros tomarán rumbos distintos pero la mayoría desaparecerá de nuestras mentes y esos que quisieron destacar haciendo morisquetas cuando las cámaras los mostraban tendrán que recurrir a otros métodos para seguir llamando la atención. Ya no habrá finales donde se despedía a un participante y volvía a la semana. Ya no habrán más conflictos ficcionados, se acabaron los llantos en cámara para llamar la atención. Desde el 1 de Mayo todo queda en silencio. El eliminado de esa semana será un formato que ya nadie quiere ver.

1 Comentario ¿Quieres opinar? →


  • Anonymous

    Capitan obvius