Las Vega’s: La novedad se acabó

 
 
Prometía, al menos para el inconsciente colectivo, ser la sucesora natural de “Soltera Otra Vez”, el mismo idioma audiovisual, el mismo humor, el mismo canal y con la misma intención de tener una nueva teleserie nocturna alejada de los dramas policiales o comedias de generación de TVN. “Las Vega’s” se hizo buena promoción, grandes nombres en el elenco como Julio Milostich, el recordado “Señor de la Querencia” o Francisca Imboden otrora carta segura de TVN para sus nocturnas. Y claro, sin mencionar los 4 galanes vedettos compuestos por Cristian Campos, Mario Horton, Cristian Arriagada y Álvaro Gómez que eran un perfecto deleite para las mujeres. Prometía mucho, y de hecho no defraudó en su comienzo con un primer capitulo (o “Piloto” si nos aferramos a los conceptos mundiales) con mucha acción, mucho drama y principalmente un conflicto principal que nos dejaba una buena historia donde meter mano y donde claramente podríamos adelantar que se tenían que descubrir muchos secretos a lo largo de la temporada, personajes que marcaban pauta dramática y que quizás eran un tanto diferentes de los típicos arquetipos que siempre vemos en una teleserie chilena, un montaje dinámico con interesante propuesta musical y excelentes locaciones. Pero hay que aceptarlo “Las Vega’s” se fue quedando atrás.
 
Siento que pueden pasar 2 semanas en donde no vea ningún capitulo de esta serie/teleserie y aun así sigue todo igual. Ellas siguen necesitando el dinero para pagar las deudas de su fallecido esposo, la “flexible” se seguirá acostando con el barman, Mariana (Lorena Bosch) seguirá joteandose a Vicente (Mario Horton), la guata de la novia de Pedro seguirá siendo plana (pese a que esta embarazada hace mucho tiempo) y así. El único cambio trascendental en la historia en el ultimo tiempo fue la inclusión del personaje de Cristóbal Tapia-Montt donde resultaba ser un hijo perdido del fallecido esposo de Verónica (Francisca Imboden), ese es un giro dramático importante, y esta bien todos lo compramos pero luego de casi 2 meses de su estreno no nos basta con una serie/teleserie que va 4 veces a la semana donde siempre pasa lo mismo y si hay algún cambio es sumamente lento.
 
Posee un conflicto principal que a veces desaparece por capitulo y se enfoca en sus sub-conflictos como el incipiente trio amoroso entre Verónica, Camila (Josefina Montané) y Mauro (Pablo Macaya) donde hasta ahora no a pasado absolutamente nada, solo música romántica y planos cerrados dejándonos entrever que algo puede pasar en algún momento, o la deprimente relación amorosa que lleva Mariana con German (Claudio Arredondo), o el “conflicto” forzado y alargado entre Vicente y Robinson. Todos esos supuestos conflictos no aportan en nada si es que se alargan a 8 capítulos o mas. Todo lo que pasa en “Las Vega’s”en 2 semanas, es decir 8 capítulos, fácilmente puede suceder en 2 o 3 y seria muchos mas interesante y cautivante para el publico.
 
La novedad para el estreno de tener a grandes actores hombres bailando semi-desnudos sirvió para el comienzo, era divertido, nuevo, distinto y para las mujeres sumamente sexy. Pero a esta altura ya no tiene nada de nuevo, y es necesario apelar a buenas historias para mantenerse en pie y aprovecharse de buenos personajes como Robinson para sacarle provecho a una veta de humor importante de la serie que siempre rinde en términos de rating.
 
“Las Vega’s”no es una mala serie/teleserie, hay mucho material de donde sacar conflictos e historias nuevas, pero es necesario que estos se condensen en un tiempo adecuado en donde le produzca interés al espectador, un conflicto importante que empiece hoy y se resuelva de alguna forma mañana para que ahí se de uno nuevo y nunca soltar al espectador. Quizás probar con cliffhanger’s importantes en varios capítulos sea la forma necesaria de traer de vuelta a ese publico que le ha sido esquivo en las ultimas semanas (me incluyo) en donde en algún momento de la historia se perdieron porque no había nada nuevo que ver ni nada interesante que nos hacia volver al siguiente capitulo y si nos perdíamos 1 o 2 capítulos, daba lo mismo porque a la larga literalmente, no pasa nada.
 
Cliffhanger: son las escenas que normalmente, al final del capítulo de una serie de televisión, cómic, película, libro o cualquier obra que se espere que continúe en otra entrega, generan el suspenso o el shock necesario para hacer que la audiencia se interese en conocer el resultado o desarrollo de dicho efecto en la siguiente entrega. (Fuente: Wikipedia.org)