Oscuro Claro
Era 1964 y una incipiente banda de rock de Liverpool que acababa de lanzar su primer disco dejaba su tierra natal para emigrar a Estados Unidos. Brian Epstein, su manager había conseguido no uno, sino que tres presentaciones en vivo seguidas en The Ed Sullivan Show, uno de los programas mas importantes de las televisión norteamericana. Se bajaron del avión, saltaron las calcetineras de la época, la gente se les tiro encima, se subieron al bus y partieron al teatro. Sonaron los acordes de “All my Loving” y mas de 73 millones de personas vieron en vivo ese momento. De ahí en adelante la historia es conocida para The Beatles, pero ese día, en ese show, en ese teatro comenzó la “Beatlemania”. De ahí la importancia histórica del Ed Sullivan Theatre ubicado entre la 53 y 54 de Broadway, en Nueva York. Luego de The Beatles pasaron los Rolling Stones, Bob Dylan, The Doors, etc. Suma y sigue la lista eterna de bandas históricas que tocaron ahí.

 

 
Y desde 1993 que desde ese mismo teatro sagradamente de Lunes a Viernes se graba el Late Show with David Letterman, y que nació luego de la rebeldía de Letterman cuando animaba el Late Nightpor NBC en el bloque de las 00:35 y decidió cambiarse a la competencia directa, CBS y crear su propio programa para competirle a Jay Leno con su Tonight Show a las 11:35. He tenido la oportunidad de estar 2 veces como publico en ese programa y todo funciona como reloj. Pese a los tramites burocráticos típicos estadounidenses de hacerte llegar a una hora especifica y hacer una fila solo primero para retirar tu ticket y darte un asiento, luego debes esperar unos 45 min. mas donde afortunadamente te envían a un bar a la vuelta del teatro donde puedes esperar tomándote una cerveza o viendo un partido y donde te van a buscar para que luego puedas hacer la fila para finalmente entrar al teatro. Adentro todo funciona relativamente rápido. Poseen muchos “calentadores de publico” jóvenes que ocupan las clásicas Letterman Jackets que están constantemente pidiéndote que aplaudas o grites, luego te sientan, te muestran un graciosísimo video protagonizado por Alec Baldwin que te dice las cosas que puedes y no puedes hacer en la grabación en vivo del programa, luego sale un comediante quien las hace de presentador y comienza a llamar de a uno a los integrantes de la CBS Orchestra y finalmente a Paul Schaffer quienes comienzan a tocar en vivo hasta presentar a Letterman que suele salir, conversar con el publico, tirar un par de chistes, y justo un par de segundos antes del comienzo de la grabación corre a esconderse para que pueda partir el show como si nada hubiera pasado. Por lo que he visto en las 2 oportunidades todo esto es casi cronometrado, son muy puntuales con todo y exactos, se notan los años, se nota la tradición, se nota la costumbre de hacer lo mismo día a día por 20 años y sin perder la magia de hacer un buen programa de comedia y actual. 

 
Late Show with David Lettermanse ha hecho una tradición norteamericana, posee un publico mas familiar, y hasta adulto se podría decir. El humor de Letterman es clásico, pero del bueno. Nadie sale afectado ni malogrado con sus chistes políticos o faranduleros, el tipo y su libretista son unos “viejos chistosos” secos. Letterman no le hace asco a tirarle un palo a Joe Biden (Vicepresidente de Estados Unidos) un día y Snooki al otro. Que un tipo tan legendario como Letterman esté totalmente actualizado a lo que pasa en Estados Unidos y en el mundo lo hace aun mas valorable, de invitados han pasado desde el mismísimo Jimmy Fallon hace un par de meses, Barack Obama, Rafael Nadal o Edison Peña (uno de los 33 mineros rescatados en Chile), se agradece su estilo clásico (y ojo que no alcanza a ser conservador) y mas aun si básicamente leen twitter o el Huffington Post para buscar su pauta de invitados y estar completamente actualizados de lo que sucede. 

 
Actualmente el show de Letterman solo es superado por el de Jay Leno en su horario. Por ejemplo en la semana del 3 al 7 de Junio fue el segundo Late mas visto con un share de 3 puntos, que en promedio quiere decir 2.6 millones de espectadores, y su evidente competencia es el Jimmy Kimmel Show que durante esa misma semana obtuvo 2.3 millones de espectadores en promedio, todo eso referido al publico comercial, es decir adultos entre 18-49 años que es básicamente el publico que mas le importa a las marcas al ser un publico apto para gastar dinero e invertir en productos comerciales. (Fuente: Nielsen Media Research) 

 
Esta tendencia donde Letterman se encuentra en el segundo puesto peleando mano a mano con Jimmy Kimmel se ha dado sobretodo en el ultimo año donde el show de Kimmel se ha enfocado en captar a un publico mas joven aun y es por donde todos los Late de aquí en adelante se van a enfocar. De hecho de ahí el principal cambio de sacar en Marzo próximo a Jay Leno y poner a Jimmy Fallon en ese horario para que pueda quitarle publico a Jimmy Kimmel y así NBC nunca perder la punta. En esta ecuación de conquistar publico joven claramente Letterman no cabe, sin embargo ha resistido estoico a los cambios televisivos estadounidenses, ahora cuanto mas pueda aguantar? Es la duda que todos tenemos. De hecho ya hace unos años se puso en duda su continuidad y se le dio un alargue de 2 años, que ya se cumplieron en diciembre pasado y afortunadamente han alargado los plazos hasta quien sabe cuando. 

 
Letterman es el “puto jefe” como diría Pep Guardiola. Fácilmente podríamos hacer la comparación con que Letterman es el Don Francisco gringo para que se hagan una idea de la relevancia, respeto e importancia que el y su show poseen. No es una cosa de innovación, ni contemporaneidad sino que es bien como lo decía anteriormente una cosa de tradición norteamericana. Letterman representa al ciudadano estadounidense de clase media, que tiene sobre los 50 años, que llega tarde a la casa después de un día de trabajo, que no cree mucho en los políticos pero confía en los demócratas para cambiar las cosas pero nunca tanto, que le gusta mirar deporte los fines de semana con una buena cerveza, y que dejando de lado las dos grandes costas de Estados Unidos representa a la mayoría de los estados restantes. Late Show with David Letterman es un show que no se puede remplazar fácilmente, la experiencia de este “crack” actual de la comedia es innegable y aunque Jay Leno le gane en números y popularidad en este pasada personalmente me quedo con la tradición, sensatez, caballerosidad y comedia de este “viejito simpático”. Grande Letterman no te mueras nunca. Le haces un bien necesario a los Late y a la comedia mundial. 

 
Share: Es la “cuota de pantalla” de un programa en un tiempo determinado. Es decir, el share es el numero que representa el porcentaje de visionado especifico de un programa con respecto solo a los televisores encendidos en ese momento. (Fuente: Wikipedia.org)

 

Artículos relativos