Review "Under The Dome": Primer Capítulo

Under the Dome es la nueva serie estrella de la televisión estadounidense para este verano. Pertenece a CBS y la han promocionado por todos lados demostrando que le tienen todas las fichas puestas para que sea el gran éxito de esta temporada veraniega donde las “grandes” series descansan para una nueva temporada. Under the Dome es una serie inspirada en una novela publicada el 2009 de Stephen King que trata acerca de un pequeño pueblo llamado Chester’s Mills que queda aislado misteriosamente de un momento a otro cuando aparece una cúpula gigante transparente que cubre toda la ciudad, la cual por supuesto no deja entrar ni salir a nadie de la ciudad produciendo muchos accidentes en un comienzo ya que nadie se da cuenta de esta pared invisible. Un temática muy al estilo Stephen King, que además de creador de la novela en la cual esta inspirada la serie, es uno de los productores ejecutivos junto con Steven Spielberg, es decir una serie que promete por todos lados. Los fanáticos de la pluma del escritor norteamericano estarán mas que contentos con la llegada de esta novela a la televisión. Por otra parte el creador de la serie es uno de los guionistas de Lost, Brian K. Vaughn quien mencionó que reestructuró un poco la historia presentada en la novela y de hecho cambio drásticamente el final, además de darle distintos enfoques a algunos personajes, por lo que al menos la serie no será exactamente igual a la novela de King. 

 
Luego de ver el primer capitulo (estrenado hoy Lunes 24 de Junio) hay varias cosas que podemos decir de esta serie que sinceramente no me tincaba para nada, partiendo por su punto inicial. Se trata de un pueblo que es “atacado” por un domo gigante. Podemos entrar en ciencia ficción, y todo lo que quieran pero como tema principal de una serie o una historia me parece una estupidez gigante, no solo por inverosimilitud que si nos ponemos a comparar con otras series puede llegar a ser casi común y posible (No mentira, no es posible), sino que principalmente por el material dramático y emocional que se puede obtener de un evento así. Esta bien, se pueden generar muchos conflictos es verdad pero si el origen de todo no tiene una coherencia o argumento de peso, me parece que todo lo demás que se pueda construir sobre eso al final vale poco. Under the Dome parte presentando buenas historias y conflictos, pese a que a mi parecer cae en un exceso de presentación de personajes, presentándonos mas de 10 personajes y 4 sub conflictos solo en el primer capitulo, y de hecho no cerrando ningún conflicto “episódico” es decir que se genere y se resuelva de alguna forma solo en su primer capitulo. Pese a todo eso, se generan buenas dinámicas y los personajes al final del capitulo van enlazándose de a poco dándole mas peso dramático a las historias lo que lo hace interesante. El tener y presentar muchos personajes y conflictos es bueno porque te deja muchas historias en las cuales meter mano y llegar a la audiencia con alguno de todos esos, pero por otro lado pone un cierto punto de presión porque si abres una historia tienes que cerrarla y tienes que cerrarla bien, y mientras mas personajes e historias tengas mas difícil va ser darle un giro interesante sin decepcionar a nadie, algo casi imposible.

En términos audiovisuales esta muy bien realizada, y en términos de guion tiene pequeños detalles que a mi personalmente no me gustan como los que mencione anteriormente pero que son totalmente corregibles en el camino. No es una serie mala, y de hecho hay ciertos puntos que parecen súper interesantes dentro del primer capitulo pero recordemos que podemos tener excelentes psicópatas, excelentes anti-héroes, excelentes damiselas en apuro, pero si al final del día tenemos una pecera gigante o un bowl de ensalada que “ataca” a un pequeño pueblo, todo el resto vale nada y con suerte tus buenas historias y personajes te duran la mitad de una temporada, pero no da para mas. 

Nos gusta la televisión. Amamos, comemos, rezamos y, ademas, vemos televisión. Canales nacionales, series internacionales, criticar, alabar... y ver televisión.

Send this to a friend