"Proyecto Miss Chile": Es lo mismo pero no es igual

Cuando supe que se haría un nuevo programa para buscar a la nueva Miss Chile me asusté. Me dije “¿Un ‘No basta con ser Bellas 2’? No le veo futuro”. Ese pensamiento me duró hasta los primeros minutos del primer capítulo de Proyecto Miss Chile ya que lo ofrecido en este programa es un salto de 20 escalones sobre lo que fue el primer intento -En mi opinión, fallido- de programa para buscar a la nueva representante de belleza Chilena para representarnos en unos concursos que cada vez pasan mas desapercibidos: Miss Mundo o Miss Universo.
El paso de No Basta con ser Bellas a Proyecto Miss Chile, audiovisualmente, es tremendo. Pasamos de un docureality “hecho a la rápida” con problemas de audio e imagen y una edición bastante paupérrima a uno hecho con dedicación cuidando los detalles estéticos, de montaje, musicalización e ,incluso, con la incorporación de elementos llamativos como lo son las cámaras lentas y una escenografía de eliminación acorde a la impronta que se quiere lograr. Son por estos motivos que No Basta con ser Bella queda relegado al olvido televisivo y Proyecto Miss Chile puede ser comparado con un gigante de las grandes ligas de su mismo estilo como lo es America’s Next Top Model. Se que las comparaciones son odiosas, pero se nota que la versión criolla tiene elementos bastante similares con el show de Tyra Banks. incluidas las sesiones fotográficas o que la mayoría del jurado esté ligado al diseño y vestuario. ¿No hubiera sido mejor incorporar a un jurado que sepa, por ejemplo, de elegancia o de cultura general que fuera puliendo a las candidatas? porque, seamos honestos, lo que más recuerda uno de las Misses son sus respuestas un tanto desatinadas más allá de su belleza física.
Otro punto que se ha comentado bastante es el de algunas pruebas que no tienen sentido con la de ser una “miss”. Es cierto que en el programa lo que quieren lograr es que las participantes tengan conocimientos en distintas disciplinas y así lograr ser una persona integral. Pero eso se diluye con pruebas tan fuera del tiesto como la de rescatar a una persona en el mar o saltar desde cierta altura a una piscina. En todos los años que se ha realizado un concurso de belleza nunca hemos visto que se hagan ese tipo de cosas. Claro. Me dirán que la televisión es un show y lo entiendo, Pero una cosa es preparar a las participantes para modelar y desfilar. y lo otro es ponerlas en situaciones inverosímiles para un concurso de esta categoría… pero lo cierto es que como televidente lo agradecemos ya que la ridiculización vende.
 
Proyecto Miss Chile es altamente adictivo. Pasando por la belleza de las participantes hasta esos pocos escándalos que se muestran en pantalla (Y se agradece que sean los menos centrándose más en las pruebas y no en los cotilleos baratos), pasando por las pruebas, el enojo de las concursantes y su buen nivel audiovisual lo hacen un programa entretenido y ligero sin más pretensiones que esas… ahora de que alguna llegue a ser Miss Mundo o Universo son palabras mayores.
Proyecto Miss Chile, Miércoles y Jueves después de Las Vegas, Canal 13