TV para el periodo de exámenes

Son estresantes, una tortura constante que no te deja dormir en paz, un ciclo donde hasta tu estado anímico se ve afectado y, por lejos, las peores 2 semanas del semestre: el periodo de exámenes.

Los universitarios que visiten la página me deben entender. Es memorizar contenido como chino y temblar como un pavo frente a la prueba, sobre todo si es un examen oral o si vale casi la mitad de tu nota final del ramo. Yo estuve así hace poco y me di cuenta que la TV puede ser una excelente vía de escape ante tanta presión y nerviosismo. Es por eso que he creado una lista de programas que te pueden ayudar a estar más relajado y desconectarte un rato del ajetreo por finales de semestre.

Problemas ajenos: Cuando tengas dificultades debes detenerte, toma un respiro y pensar que siempre habrá otros con más conflictos que tú, pero  ¿cómo lo comprobamos? La televisión muestra día a día una variedad de problemas y peleas en programas como La Jueza, Laura o Caso Cerrado. Muchos de ellos dan risa y otros dan pena; desde los vecinos que luchan por saber quién puede plantar las rosas más cerca de la calle a temas más densos como violaciones o “Papá, tú no eres mi papá”. Son tan prácticos que te desligan de tus responsabilidades por un momento, te entretienen o te motivan a estudiar para solucionar esa clase de molestias.

Música para tu cerebro: sea bien o sea mal, cantar es una de las actividades que más despejan la mente ante la adversidad. Son como los cánticos de guerra que te motivan a luchar o las canciones infantiles donde aprendes de manera creativa. MTV Hit o VH1 siempre tiene melodías pegajosas y que, de seguro, mientras estés estudiando seguirán sonando en tu cabeza. Con una media hora de música entre repaso y repaso harás más productivo tu aprendizaje porque, según estudios,  el cerebro sólo permanece concentrado por 45 minutos.

Risas reales: Los docu realities igual son un aporte si quieres arrancar del estudio. Honey Boo Boo o What Would  Ryan Lochte Do? son entretenidos  y te darás cuenta que, si te va mal, siempre habrá otra cosa estúpida por hacer y que te podría dar muy bien dinero.  Saca ideas de ellas, ríete un rato y siempre tendrás un plan B proporcionado por la pantalla chica.

Todo lo que da la TV te puede distraer, ya que cada uno ve lo que le interesa, pero si te enfocas en este tipo de contenidos estoy seguro que el estudio se te hará más fácil y aprobarás con excelencia… no, en verdad no porque eso depende de tu concentración, pero te relajarás sí o sí.

Nos gusta la televisión. Amamos, comemos, rezamos y, ademas, vemos televisión. Canales nacionales, series internacionales, criticar, alabar... y ver televisión.

Send this to a friend