¿Era necesario, Skins?

Para los que seguimos la exitosa serie británica Skins nos alegramos al saber que, luego de 6 temporadas de altos y bajos, se realizaría una séptima temporada donde volveríamos a ver 3 de los personajes más llamativos de las generaciones pasada (Ya que la serie cambiaba de elenco cada 2 temporadas dejando así a 3 generaciones). Effy, Cassie y Cook eran los escogidos para saber que había sido de ellos luego de una adolescencia llena de excesos: drogas, sexo y bastante drama eran piezas fundamentales en cada capítulo de las primeras seis temporadas… hasta que llegó la número siete de manera sorpresiva un año después de lo que pensamos era el fin de la serie.

En la séptima entrega de la serie vimos cómo los 3 personajes de la serie prácticamente tienen vidas nuevas, responsabilidades y ya son adultos, pero siempre desde ese punto de vista miserable donde está presente, en menor medida, el desenfreno de la adolescencia. En la séptima entrega de la serie vemos que dos capítulos de un total de seis está dedicado a los personajes anteriormente mencionados. En el especial dedicado a Effy vimos cómo se convierte en una ejecutiva exitosa (a su manera, claro) de una importante corredora en la bolsa de comercio… Crisis Europea incluida. La madurez le hizo bien a Effy a pesar de que, en el fondo, sigue siendo esa persona que lo consigue todo por su belleza y jugando de una manera no muy limpia. Pero como esto es Skins, Effy no terminará de la mejor manera su paso por el mundo financiero ni tampoco cuando se entere de que una de sus compañeras de su generación (Naomi) tenga que afrontar una terrible noticia.

Los especiales de Cassie han sido, a mi juicio, los mejores de esta temporada especial. Después de volver a Londres, Cassie trabaja de camarera en un restaurante griego. Extrañamente su imagen se hace conocida después de ser fotografiada por un extraño y ser subida a internet consiguiendo gran éxito. La vida le sonríe a medias a Cassie, sigue siendo esa mujer media volada que fue obligada a aceptar su situación aunque siga siendo una niña de alma y pura de espíritu a pesar de ser sumamente autodestructiva.

Finalmente llegamos a Cook, el personaje más reventado de toda la serie que en la actualidad hace de narcotraficante por las calles de la capital inglesa. Quizás es Cook el personaje que menos a perdido su esencia en estos especiales aunque, claro, también ha madurado (la escena de la piscina es un claro ejemplo). El peso del pasado hace que Cook sea una persona seria y responsable a pesar del trabajo que tiene actualmente, llegando a ser un personaje del cual no sabemos qué está pensando ni cuáles podrían ser sus próximos movimientos.

La resurrección de Skins deja más dudas que certezas. Algunos personajes perdieron completamente el rumbo con respecto a cómo eran originalmente (Effy y Cassie) dejándonos sin saber qué pasó con la banda de amigos que estaban juntos en las buenas y en las malas. A pesar de las ganas de ver de nuevo a los personajes más populares de la serie, queda la sensación de que, quizás, mejor nos hubiéramos quedado con la ilusión de que todos ellos continuaron sus vidas de manera alegre… o quizás no, después de todo, Es Skins.

| Season 32 | Veo, escribo y hablo de series y tele | Creador de @Seriepolis | Locutor en #VHSeriepolis | http://www.facebook.com/televisivamente |

Send this to a friend