Entre la olla, la farándula y las cebollas

A la dueña de casa parece que le gusta harto el pelambre y saber de la vida de otros…al menos así lo demuestra el éxito de la farándula al medio día. Si ya bastaba con SQP e Intrusos, Mega decidió romper el esquema y volver a los tiempos antiguos de “Mira quién habla”, pero esta vez con un programa que iba en baja en su horario original: “Secreto a voces” (SAV).
 
Tras un receso de 3 semanas, el programa conducido por Mario Velasco y Pamela Díaz regresó con los mismos panelistas de antes, pero a ellos se suman dos nuevas contrataciones para sus notas en terreno. Uno de ellos es el títere Murdock quien se ríe en la cara de los famosillos e, incluso, del mismo medio que le da de comer. La otra es el personaje de Pola, quien se parece bastante a Díaz y hace los despachos en vivo con su estilo ambiguo y pícaro. Lo complejo para el equipo de SAV es que debe competir con otros dos productos que hablan lo mismo y que ya tienen su audiencia fiel por bastante tiempo.
 
Al parecer, la mejor actividad para acompañar la preparación del almuerzo o la limpieza del hogar es la farándula en nuestro país, ya que de los 5 canales más importantes de la señal abierta, 3 de ellos hablan sobre temas parecidos entre las 12 y las 1:30pm. Como el público es mayoritariamente femenino en ese horario, colgarse de las relaciones amorosas de los famosos y los escándalos de estos mismos como si fueran teleseries venezolanas es bien rentable para los canales.
 
Es que no hay nada mejor para acompañar la picada de cebolla, zanahoria, carne y papa que saber con quién se movió la modelo X o quiénes se pelearon en la salida de una discoteque. Al menos así lo demuestra  el rating, el cual acompaña al género por más de 10 años. Es bien poco probable que se cambie la temática de este bloque horario, ya que TVN, por ejemplo, realiza un  actualmente al mostrar  “Chile Conectado” en ese periodo, pero se ve derrotado por saber quién es el padre de la hija de Camila Recabarren o cualquier otro asunto que  poco contribuye a la vida personal de los televidentes.

La farándula esta anclada al mediodía en Chile y ahora más que nunca. Los grandes beneficiados serán los seguidores del formato, quienes podrán escoger entre distintos rostros, voces y risas para conocer sobre la vida de los faranduleros del país. Es así como la dueña de casa puede dejar el cuchillo de lado por un momento, tomar el control remoto y elegir entre CHV, Mega o La Red para  saber las últimas “papitas” que tanto anhela al mediodía.