Por qué vemos Series?

En series podemos encontrar todo tipo de temáticas, desde las mas comunes y corrientes como Familiares (Brothers & Sisters), Doctores (Nurse Jackie), Policiacas (Law & Order), hasta las que son mas un himno a la ficción como de Realidad Paralela (Black Mirror), Zombis (Dead Set), o Terror (American Horror Story), de hecho hay series de temáticas mas rebuscadas como de veterinarios como es el caso de Animal Practice o sobre un domo que misteriosamente cae sobre una ciudad como Under the Dome, en resumen dentro del mundo de series y a lo largo de los años podemos encontrar de todo. Y esa es la gracia, porque hay de todo, para todos.
 
Pero partamos por una base con un tanto de objetividad diciendo que ninguna serie es buena o mala. Esta bien, si podemos encontrar que ciertas series son malísimas y nunca se debieron haber hecho porque rayaban en la estupidez humana y eran muy fomes o poseían una calidad audiovisual deplorable, pero son las menos. En general en toda programación chilena y mundial yo creo que no hay series buenas o malas, simplemente hay series que se hacen parte de nosotros o no. No podemos culpar si a todas las mujeres les parece sumamente interesante los conflictos dramáticos de Pretty Little Liars, si a tu mejor amigo le parece “la cagá” lo que pasa en Misfits, si a tu mamá le parece súper interesante lo que muestran en Downton Abbey, o si tus amigas solteronas se sienten completamente identificadas con la pastel de Cristina Moreno de Soltera Otra Vez, esto porque cada persona mira una serie porque hay algo que le hace clic en el y lo motiva a verlo. Puede ser su música, los personajes, los paisajes, la dirección de arte, los efectos especiales, los diálogos, la historia, etc. Hay miles de razones para que a uno le parezca interesante esta pieza audiovisual encerrada en la TV, y no quiere decir que lo que tu ves este bien o mal, simplemente esta ahí y si a ti te parece, entonces basta y sobra.
 
Las series congenian con nosotros porque se hacen parte de nosotros, porque cada historia, cada dialogo, cada zorricueta que se metió con el primer zorron que se le cruzó en un carrete está en una serie y también te paso a ti. Uno se identifica con diálogos o con personajes, todos tenemos un amigo a lo Barney Stinson, un tío como Phil Dunphy o una Summer Roberts que nos gustó en el colegio, en las series siempre vamos a encontrar un nexo con nuestra vida, con nuestra historia, con nuestros triunfos y por supuesto con nuestras derrotas y humillaciones (sobretodo las humillaciones). Son esas series las que son buenas para nosotros, las que nos identifican, las que dicen lo que no nos atrevimos a decir cuando estuvimos frente a esa chica, las que nos hacen sentirnos parte de un equipo policial resolviendo un caso, siendo que en nuestra vida real decidimos estar todo el día detrás de un escritorio llenando papeles. En esos 22, 43 o 60 minutos depositamos lo que quisimos ser, lo que nos gustaría ser en otra vida o lo que llegaremos a ser en algún momento, mas de alguno de nosotros siempre soñó con ser parte de un equipo de CSI aunque sea por un momento y pasar esa luz ultra violeta por donde sea, mas de alguno siempre ha querido subirse a un taxi en la calle y decir “Siga a ese auto!”, todos hemos querido analizar alguna salpicadura de sangre como en Dexter, o gritar en una corte “No ha lugar, su señoría!”. Las series se meten dentro de nosotros e intervienen en nuestra cabeza, en nuestros sueños y en nuestras metas, nos crean una realidad ideal, un New York llena de ricachones, una Inglaterra llena de depresivos y revoltosos, un Miami lleno de mujeres lindas, y no tiene nada de malo. Porque de eso se trata la TV, de entretener, de dejarnos llevar con historias que hacemos parte de nosotros y sacarnos de nuestra aburrida vida por unos minutos.
 
Esas son las series buenas, las que podemos decir “a mi también me paso eso”. No existe una vara para medir que series son importantes o no, claro hay impactos mediáticos y tendencias donde todos ven Homeland, The Walking Dead o Lost, pero el que tus amigos, tus compañeros o tu mina sea fanática de una serie no significa nada si al final esa serie no se hace parte tuyo o te hace googlearla para ver cuantas temporadas tiene o como se llama el actor principal. Siempre hay algo que debes admirar de una serie, pero si Mad Men no te produce nada, muchos Emmy tendrá pero si no es tu serie, simplemente no es tu serie y esta todo bien. Las series y dramas televisados somos nosotros, es nuestra vida reflejada en un rectángulo dentro de la caja idiota. Porque mucho se puede decir o criticar de una serie, pero si no te hace quedarte pegado un domingo entero frente al televisor esa serie no te dice nada, las series tienen que atraparte, dejarte soñar y no soltarte mas, porque a  final de cuentas quiéranlo o no, todos somos Jack Bauer, todos somos Gregory House, todos somos Ted Mosby y sin lugar a duda todos somos Walter White.