Black Mirror: Crónicas futuras de la tecnología actual

Cada cierto tiempo, más pronto que tarde, aparecen verdaderas joyas audiovisuales en televisión. Es por eso que le debía unas palabras a Black Mirror. Esa serie creada por la ingeniosa, visionaria y retorcida mente de Charlie Brooker. Escritor, director y presentador británico que ya hizo de las suyas creando Dead Set, donde un Apocalipsis zombie azota el mundo entero y el único lugar seguro es la casa del reality Gran Hermano. O también con Cómo la televisión arruinó tu vida, serie documental que narra diversos tópicos de la televisión actual.
 
Black Mirror es una serie y, a la vez, no lo era. ¿Cómo así?, simple. Black Mirror fue creada como una miniserie de 3 capítulos independientes entre sí. 3 historias distintas que nos introducen en lo peligroso que puede llegar a ser el avance de la tecnología. Por lo que mirar esta serie no tienes para qué llevar un orden cronológico de los episodios. La serie tuvo tal éxito en Gran Bretaña que se tuvo que crear una segunda temporada ganándose el el paso del miniserie a serie de frentón.
 
Pero ¿de qué trata Black Mirror? Es en resumen cómo la tecnología puede llegar a consumirlos si no la sabemos controlar bien. No quiero adelantar demasiado de lo que pasa en los episodios pero lo bueno de esta serie es que se puede ver futurista pero los hechos son tan palpables y posiblemente reales que pueden llegar a ser un poco perturbadores. Como el uso de YouTube para amenazas de muerte. Una crítica descarnada a la televisión. Una microchip instalado en nuestra cabeza capaz de grabar todo lo que nuestros ojos miren. Volver a los muertos nuevamente a la vida gracias a las redes sociales. O el peligro de los programas de humor satíricos. Nuevamente, no es una serie de ciencia ficción. Las acciones de Black Mirror podría ocurrir, perfectamente, mañana o la semana siguiente. Y eso hace que este producto británico sea tan inquietante.
 
Black Mirror es una serie para pensar, para dejar una reflexión sobre los beneficios y los peligros que conlleva el avance vertiginoso de la tecnología. son 3 mini películas por temporada que nos hace preguntar si estamos viviendo el final de las comunicaciones frente a frente. Es una oda a los peores temores que tenían clásicos de la literatura frente a un futuro gobernado por las máquinas. Es una patada gigante a los que vivimos dependientes del celular, el computador o la televisión.
La mejor manera de ver Black Mirror es no saber nada de lo que ocurrirá en los episodios. esa es la ventaja que tuvimos los que la miramos por primera vez y quedamos prendados a ese futuro que, y con el avance de la tecnología, está más presente que nunca.

[embedvideo id=»ke5AKVtvkdc» website=»youtube»]

 

| Season 32 | Veo, escribo y hablo de series y tele | Creador de @Seriepolis | Locutor en #VHSeriepolis | http://www.facebook.com/televisivamente |

Send this to a friend