Las Caras de La Moneda

Partamos con una importante premisa. Don Francisco es el mejor animador chileno de las ultimas décadas, y uno de los mejores de América de los últimos años. La animación de este es notable y quedó una vez mas demostrado en su ultimo programa en Canal 13 llamado “Las Caras de la Moneda”, programa que buscaba retratar de una forma mas intima a los 9 candidatos a la presidencia. Convengamos que 9 es un mal numero televisivo, o mejor dicho es un pésimo numero televisivo. Ni siquiera es par por lo que es difícil agruparlos u ordenarlos, si hasta para el latero “Debate Presidencial” de ANATEL fue un problema y el espacio para el debate que hubo ahí fue casi nulo.

 

 
“Las Caras de la Moneda”duró solo 3 días. 3 candidatos por programa, con 30 minutos casi cronometrados por candidato. Sumamente justo, y me imagino que aleatoriamente fome, ya que el ciclo completo terminó con una de las entrevistas mas lateras de las 9, a Ricardo Israel. El candidato, a mi parecer, mas letárgico mediáticamente hablando, lamentablemente cerró este espectacular ciclo de entrevistas realizadas por Don Francisco, que logró sacarle ritmo a Marco Enríquez-Ominami, que logró sacarle constantes risas a Marcel Claude y hasta emocionar a Alfredo Sfeir. Don Francisco es un grande y levantó a varios candidatos fomes, pero insisto con Ricardo Israel parece que no había como. Ahí se rindieron todos no mas. 

 
A los 5 minutos de programa personalmente me habían convencido, es que en términos audiovisuales los esfuerzos estaban demostrados. Eran las 23:30 exactas y comenzaba la introducción (al estilo “Vértigo”) con muchos pegoteados de imágenes de los candidatos invitados logrando un poco de humor al estilo Telechacharas (Se me cayó el carné y le puse un teleobjetivo, lo sé), se mostraba una escenografía sobria, pero con un uso excesivo de pantallas LED, pero que convengamos se justificaron a lo largo del capitulo con buenas gráficas (aprendan gente de Vitamina V), Don Valentín Trujillo estaba en el piano y una banda en vivo comenzaba a tocar la cortina, mientras Don Francisco salía al aire y se acercaba al centro del escenario donde solo habían 2 sillones, todo esto En Vivo y En Directo. Solo con esos detalles me convencieron, porque la idea de tener ese programa permanente, al menos una vez a la semana en nuestras pantallas locales me parecía una fascinante idea para un futuro próximo. 

 
Si bien, en el primer programa hubieron bastantes problemas de dirección y coordinación, como por ejemplo cuando Don Francisco le daba el pase a Álvaro Paci, y este sin entender mucho salía tardíamente detrás de una pantalla, lo peor fue ver esa descoordinación, lo peor fue pinchar ese plano general donde se veía que no había nadie, donde se veía una steadycam corriendo a través de la escenografía para llegar al lugar donde no había nadie, y que luego de que alguien saliera, este no tenia preparada su tarea, o simplemente le daba la espalda a la cámara mientras algún coordinador le gritaba “Mira pa acá!”. Detalles técnicos propios de un primer programa en vivo y en directo, problemas que fueron solucionados en gran parte en su segunda edición, y completamente en su tercera edición. ¿La mala noticia? Es que solo eran 3 programas. Y no es mala noticia para el equipo, sino para nosotros. Por que los que nos perdemos la oportunidad de ver a Don Francisco trollear en vivo y en directo a los candidatos a la presidencia somos nosotros. Eso es de antología, la animación de Don Francisco es sinceramente notable, el tira la bomba y deja que el candidato se queme solo. Haberles dicho a los Hnos. Parisi cuando los despedía “Paguen las deudas!” fue como un gol de media cancha al minuto ’90, el haber apretado a Jocelyn-Holt con sus problemas familiares y darnos cuenta de que es un tipo de fierro fue netamente culpa del candidato. Don Francisco te presiona, si eres capo sales jugando, sino sales trasquilado cual oveja en primavera. Y al parecer nuestros candidatos a la presidencia ninguno sabia jugar muy bien. Don Francisco tiene un estilo hace décadas y uno sabe a lo que va cuando está con el, le guste o no el medio lo reconoce y lo destaca. No es uno mas. Y nada de lo que hace es un programa mas, si a usted le molestó la presión, le molestó la constante búsqueda por la emoción, le cargó el bullying político, entonces es porque quizás no entiende nada de lo que hace Don Francisco. Si recuerde que al final de cuentas, esto es Televisión. Esto es entretenimiento, la vida real esta allá afuera y si cree que esto es para tomárselo tan en serio es porque anda un poco falto de eso que está allá afuera.
 
Que Don Francisco haga un Late en Chile. Ese es mi programa ideal. Eso es algo justo y necesario. El tipo pasó de pedir que mandaran cartas a que comentaran con un hashtag. El tipo fue, es y será parte de la televisión, y un poco de su bullying, de sus bromas y de su emoción es la que yo siento que nos hace falta un poco en pantalla. Ya pue Don Francis vengase a Chile y hágase, un ratito que sea, este mismo tipo de programa. Porque si no dispara usted, disparo yo.    

Sobre sepamoya63 Ver todos los posts

Comunicador Audiovisual, Fotógrafo, Guionista y Director de las cosas importantes de mi vida. Fanatico de los Sitcom, Late y la comedia. La vida es demasiado importante para tomarla en serio.

0 Comentarios ¿Quieres opinar? →