Oscuro Claro

Todo hombre quiere compartir su departamento de soltero con los amigos. Es como un deseo que se tiene desde el primer amor de la vida; es un paraíso donde los calzoncillos no tienen cajoneras y pueden terminar al lado del sillón perfectamente, los vasos y los platos pueden seguir sucios por semanas y nadie te molesta por eructar en público. Entre hombres se comparten códigos, pero cuando las feromonas se toman ese paraíso soñado de la virilidad nada vuelve a ser como antes, tal como le ocurre a Nick con la llegada de Jess a su departamento.

Es que el personaje de Zooey Deschanel es adorable, tonta, pero imposible de odiar. Es profesora de niños y con una inmadurez como si fuera una más de la clase. Con su pelo negro y sus ojos azules, Jessica Day (Jess) conquistó a Nick, Schmidt y Coach, los tres amigos que compartían departamento en Los Ángeles, volviéndose en la nueva chica. Cuando Coach abandona el departamento, Winston llega a ocupar su lugar y también se ve afectado por las tonterías de Jess. La nueva integrante encaja como pieza de rompecabezas con el carácter de Nick, el egocéntrico y meticuloso Schmidt y el inoportuno Winston. Mención honrosa también para Cecilia (Cece), la mejor amiga modelo de Jess quien no sólo aporta con belleza, sino también con las imbecilidades que Schmidt realiza para conquistarla y mantener esa relación viva.

Lo peor que le puede pasar a un hombre es que tu amiga pase de eso a algo más, es decir, que de la amistad al amor hay un paso y Nick dio varios. La relación con Jess es de mucho coqueteo, muchas miradas y conversaciones sin sentido porque ninguno de los dos se atreve a formalizar algo. Es un juego constante que se da en la serie, pero lo realmente atrayente son las estupideces que se generan entre estos personajes.

FOX Latinoamérica planea estrenar la tercera temporada en febrero, así que si no conoces la serie aún hay tiempo para ponerle play a las tonterías de estos peculiares amigos. Son capítulos bien cortos, que pasan rápido y muy dinámicos. A mí parecer, es una serie totalmente recomendable, con idioteces que te harán reír y una clásica fórmula de serie de humor gringa.

Artículos relativos
Send this to a friend