La universidad pública de Greendale. Un grupo de alumnos diversos. Clases que son increíbles que existan. Un decano muy fuera de lo común.

Así se podría resumir de lo que se trata esta serie. Podrían ser temas muy comunes para una sitcom pero lo que distingue a esta serie son dos cosas: Abed y las temáticas increíbles e inteligentes para una comedia.

El asunto comienza cuando Jeff Winger (Joe McHale) debe retornar a la Universidad para volver a sacar su título de abogado después de ser descubierto que no lo poseía. Es así como se reúne con un particular grupo de compañeros: Britta al principio inteligente pero con el pasar de las temporadas se vuelve estúpida, Abed un obsesivo cinéfilo y seriefilo y que encuentra que el mundo es un gran set de televisión, Shirley una madre soltera que quiere surgir, Annie una estudiante aplicada y obsesiva con ser perfecta, Troy un ex jugador de futbol americano y compañero-amigo fiel de Abed y Pierce que es un viejo que ha pasado mucho tiempo en la universidad sin graduarse. Además se debe mencionar al decano Dean Craig que siente una gran atracción por Jeff y el “profesor” Chang que es un gran personaje.

Esta serie se divide en 2 después de la emisión de su cuarta temporada. Sus tres primeras temporadas son de culto con capítulos interesantes y muy entretenidos. Como había señalado antes, lo que distingue a esta serie son sus temáticas: Sus capítulos de Halloween, de peleas con pistolas que disparan pintura, parodiando a series o películas, capítulos navideños, un capitulo de falso recuento, cuando son parte de un juego de video o son títeres y uno de los mejores de una comedia: a través de un dado y sus resultados se puede crear 6 mundos paralelos con distintas realidades, un capitulo de culto (3×03).

Punto aparte merece el personaje de Abed. El como un cinéfilo-seriefilo observa el mundo como un gran set de televisión y a todas las situaciones que vive con sus amigos como si fueran parte de una escena de una serie cómica y el “actúa” como debería hacerlo si fuera un actor. Con el correr de las temporadas esto se intensifica (hay un capitulo en que Annie pierde su bolígrafo y no dejara que nadie se vaya hasta que aparezca, lo que Abed denomina a esta situación como “un capitulo de relleno” o cuando en una navidad cree que todos son personajes de arcilla)

Bueno, la serie de la cadena NBC ha vuelto por una nueva temporada. Para quienes seguimos la historia esperábamos con ansias su regreso ya que volvía su creador original Dan Harmon ha hacerse cargo del trabajo después de ser despedido en su cuarta temporada. Esto último tuvo una repercusión en la serie ya que además de tener una merma en los capítulos y en la calidad de la producción (historias que no tenían mucha conexión y capítulos olvidables) tuvo que luchar con el aplazamiento que sufrió y que hizo que capítulos de temáticas como Halloween o Día de Acción de gracias estuvieran fuera de plazo y que no calzaran con el tiempo de emisión. Y eso se agrego a que se dio a conocer que Chevy Chase (Pierce) tenía problemas con la producción y que tuvo como resultado su escasa participación en la cuarta temporada y su eliminación en la quinta.

En su quinta temporada retornaron viejos personajes que se habían perdido o “muerto”. Además Abed y Chang, dos emblemáticos que perdieron el rumbo en la infame cuarta temporada volvieron con todo. Y también tenemos el agrado de saber que trabajara como regular Jonathan Banks (Mike de Breaking Bad) y que tendrá una aparición Vince Gilligan (creador de Breaking Bad). Pero no todo puede ser bueno, ya que el personaje de Donald Glover (Troy) solo participara en 5 capítulos ya que el privilegiara su carrera musical.

Espero que esta columna lo entusiasme a seguir a esta gran serie y repita como cualquier fanático este grito de guerra: #sixseasonsandamovie

[embedvideo id=”aXqLCM0d0Os” website=”youtube”]