Esta semana se estrenó por TVN la nueva teleserie nocturna llamada Vuelve Temprano. Sí, ahora en pleno verano y a comienzos de Enero, cuando históricamente es la peor fecha para estrenos de programas por la baja audiencia, y en general se registran ratings considerablemente mas bajos que a lo largo del año por la época estival, a TVN se le ocurre estrenar su nueva nocturna que apela al estilo clásico de teleseries nocturnas del canal estatal. Sin embargo, al parecer esta es una táctica del canal para recuperar publico fiel que en algún momento huyó a otro canal, ya que la programación “veraniega” no se compone de refritos o inventos veraniegos fomes como para el publico familiar como otros años, sino que al parecer se dedicaron a armar una parrilla considerable de buenos productos para estrenar este verano y conquistar al publico para que se comience a quedar con ellos inmediatamente este 2014. Al menos tres estrenos de programas y teleseries tendrá TVN este verano, sin contar su presencia en tres festivales. Sin duda, el canal que mejor se preparó para esta época, y con lo que pretende ser, a mi entender, como una apuesta importante para este año, con lo que promete volver a ser el canal mas visto del país.

Volviendo a la nueva apuesta dramática, podemos decir que TVN se autoplagia constantemente con sus historias. Sobretodo con sus personajes, que ya el adulto ABC1 con una casa significativamente grande, es un pequeño cliché que poseen, que la Policía de Investigaciones es la segunda casa de la historias de teleseries nocturnas, y que el personaje de algún cura es casi una obligación por contrato. Esto sumado a las escenas donde Pancho Melo tenga que tirarse a alguna sub-alterna, empleada, o compañera de trabajo para dar entender inmediatamente como es su personaje. (¿Eso también está por contrato, no?). El autoplagio no solo va por personajes, sino que en este caso apela a la gran trama de esta historia, recordando por supuesto a la exitosa y gran teleserie ¿Donde está Elisa?. El drama es casi el mismo, y la culpa a los excesos como el carrete y las drogas de los jóvenes es otro cliché un poco apestoso (¿Porque todos los jóvenes toman hasta morir y se drogan, cierto?).

A pesar de este flashback de conflictos y situaciones, Vuelve Temprano es un gran producto dramático, logra absolutamente lo que trata de conseguir que es transmitir esa angustia y tristeza implícita de los personajes en diálogos reales y creíbles. Toda esa tristeza y problemática emocional, se ve transmitida en las notables actuaciones de Amparo Noguera o Pancho Melo por ejemplo, además de esta excelente camada de nuevos actores que presentaron como los personajes juveniles. Vuelve Temprano recurre a una técnica antigua de siempre darle mas información al publico que a los personajes de sus historias, una técnica un poco al estilo Hitchcock (guardando las proporciones), pero que le ha funcionado muy bien en producciones anteriores, aunque en esta específicamente, creo que se han excedido un poco, brindándole demasiado información al espectador en comparación con la que conocen los personajes. Esta teleserie, tal como su genero lo requiere, juega mucho con el suspenso y las cosas que parecen ser pero que finalmente no lo son. Y en estos primeros capítulos a apelado a la tristeza excesiva y suspenso de no conocer nada acerca de ese carrete en que el protagonista de esta historia fue asesinado, técnica que ha funcionado muy bien en los primeros tres y cuatro capítulos, pero que creo yo que alargar ese chicle por toda la historia será sumamente aburrido.

Vuelve Temprano por ahora a mi me suena como un perfecto drama para una serie de 23 capítulos aproximadamente, avanza considerablemente rápido, dejando hasta ahora un enganche importante después de cada capitulo, y aun así tomándose sus tiempos narrativos para hacer sentir esa pena e incertidumbre de los personajes. Se avanza rápido a medida que los personajes y el drama lo permite, no se fuerzan los conflictos. Seamos sinceros, TVN y sus guionistas volvieron hacer la pega en cuanto a como contar una gran historia de la forma mas dramática y angustiante posible, y era que no, si son especialistas en ello hace años. La angustia, el suspenso, el drama y todas esas temáticas que nos hacen engancharnos de una historia como la de Vuelve Temprano funcionan perfectamente por ahora, lo importante es que no se caiga en excesos, ni de información al publico, ni de tristeza forzada. Por ahora funciona todo perfecto, y se ve que esta armando una gran historia principal, y pequeños atisbos de conflictos secundarios, el problema es el largo aliento de la teleserie. ¿Veremos mas muertes? ¿Conoceremos detalles inéditos de ese carrete, que ni el publico supo? ¿Nos habrán dado falsos detalles para hacernos creer algo, que luego nos darán un giro argumental gigante? Ojalá a todo eso que si. Y ojalá Vuelve Temprano se pueda seguir reinventando en términos dramáticos de buena manera, y sobretodo de la manera en que los personajes lo vayan requiriendo y la historia lo vaya necesitando. Es una teleserie, por lo tanto aun nos quedan meses de ver esta historia, es justo y necesario que vaya dándonos giros importantes. Y sobretodo como favor, si el éxito de la teleserie es mucho. Por favor no la alarguen dos o tres meses mas, y se den mil vueltas en tramas y personajes fomes e innecesarios, porque así es como matan una excelente franquicia, sino pregúntenle a Soltera Otra Vez.