Desde Netflix nos invitan a ver la segunda temporada de la serie original noruega Lilyhammer, y nos dan 6 razones para que nos entusiasmemos con la primera serie de producción propia del servicio de video por streaming

La segunda temporada de la serie original Lilyhammer ya está disponible en Netflix… ¡Y la tercera ya está confirmada! Esta gran producción fue antecesora de éxitos como House of Cards, Orange is the New Black y la cuarta temporada de Arrested Development. Si esto no es suficiente para convencerte, aquí te contamos 6 razones más importantes por las cuales no te la puedes perder…

 

1. El bajo mundo… otra vez, pero de una forma muy distinta ¡y hasta cómica!

Lillyhammer marca el regreso de los buenos dramas sobre crimen que en Estados Unidos, los cuales apasionan a millones de televidentes… y hasta con un toque cómico. Con el final de Los Soprano (serie en la que Stevie Van Zandt, protagonista de Lilyhammer, también participa) y Breaking Bad, los amantes de las series están ávidos de producciones sobre mafia y crimen. En Colombia y el resto de Latinoamérica, las series realistas sobre carteles del narcotráfico y jefes de la mafia también han marcado un éxito rotundo.

Pero incluso para quienes desean ver una historia diferente acerca de capos, Lilyhammer es una opción refrescante para mirar los bajos mundos. La historia de Frank ‘The Fixer’ Tagliano, desarollada en Noruega, refleja algunos conceptos universales de mafiosos, pero a la vez muestra una visión refrescante, no solo por la cultura y geografía del país nórdico, sino también por el tono de comedia.

En la serie, Frank Tagliano es un personaje que los fanáticos de estas series encontrarán familiar, pero esta vez se trata de un mafioso humanizado, un verdadero antihéroe que genera repulsión y empatía a la vez. Tagliano, quien entra en el programa federal de protección de testigos de Estados Unidos, estrena una vida alejada de las calles de Nueva York. Lo más divertido de esta nueva temporada es la manera como Tagliano, mientras maneja un sitio nocturno al mejor estilo mafioso, debe también enfrentar las dificultades de ser padre de un par de gemelos y mantenerse a salvo de sus antiguos socios!

 

2. Todo en Lilyhammer se lleva a un nivel superior en esta segunda temporada.

Lilyhammer representó la primera experiencia de Netflix en su iniciativa de contenido original. El éxito ha sido tal, que varias de sus series fueron nominadas en el 2013 con los premios Emmy a lo mejor de la televisión e incluso House of Cards recibió 3 premios incluyendo mejor Director.

Esta segunda temporada viene mejorada y recargada pero sin perder su esencia cómica. La historia y los personajes viven la evolución, pero el dinamismo de la acción, el humor, los diálogos y la energía ahora vienen mucho más atractivos. Tagliano –bajo su identidad de Johnny Hendriksen– ahora está más familiarizado con la cultura noruega, pero no siempre las cosas resultan fáciles para él. Por ejemplo, convencer al sacerdote de Lillehammer para que bautice a sus dos gemelos, le exige toda su capacidad y experiencia en la mafia para manipular, amenazar y ‘comprar’ por el servicio.

Y si los retos de la paternidad, el llevar sus negocios y saber que en cualquier momento sus viejos socios podrían encontrarlo de nuevo para ajusticiarlo no fueran poco, sus ineptos y a la vez divertidos lugartenientes suelen causarle problemas y traerle nuevos enemigos.

 Lilyhammer, en esta temporada, va mucho más allá. Así lo afirma el protagonista de la serie, Stevie Van Zandt (actor de Los Soprano y estrella de rock de la banda de Bruce Springsteen): “Pensamos hacerlo todo un poco mejor. Lo cual no iba a ser nada fácil, y debía ser algo ‘sin costuras’. Estábamos preocupados porque la primera temporada fue muy popular y eso fue sorprendente. Pero los escritores hicimos un trabajo maravilloso (Van Zandt hizo el guion con los noruegos Anne Bjørnstad y Eilif Skodvin), y trajimos algunos grandes actores. Además, las acrobacias son más elaboradas, la posproducción es aún más detallada, la música es mucho mejor…”.

 

3. Conocer otros mundos, otras culturas, de manera divertida.

Vivimos una era en la que ser intercultural abre oportunidades –personales y profesionales–. Probablemente, por medio de las series de televisión, ya conoces de memoria las calles de San Francisco, las playas de California o Florida, los edificios de Manhattan y los parajes de las largas carreteras estadounidenses.

¿Qué tal conocer Noruega? Puedes hacerlo leyendo libros, consultando una enciclopedia en línea o por medio de documentales… pero Lilyhammer será la oportunidad perfecta para hacerlo y a la vez ‘engancharse’ con una gran historia.

La serie se desarrolla en Lillehammer, un pequeño pueblo de 30.000 habitantes en el centro de Noruega, en el que la nieve, el aire frío y la casas de madera son protagonistas, y que se dio a conocer internacionalmente por ser sede de los Juegos Olímpicos de Invierno en 1994.

 

4. Es la oportunidad de disfrutar del talento de Stevie Van Zandt 

En Latinoamérica, Van Zandt es reconocido como un gran actor y un personaje polémico, pero en Estados Unidos y Canadá es una verdadera estrella. No solo es una leyenda del rock –toca la guitarra y la mandolina desde comienzos de los 70 en la banda de Bruce Springsteen, E Street Band–, sino que su talento como actor fue probado en la serie Los Soprano, y ahora en Lilyhammer es el protagonista, el productor ejecutivo, coescritor y supervisor de música.

 

5. ¿Te perdiste la primera temporada? ¡Es Netflix!

En la televisión tradicional, muchas personas podrían abandonar la idea de ver una serie exitosa solo porque no pudieron ver las temporadas anteriores. ¡Esa excusa es historia! Los 8 capítulos de la primera temporada de Lilyhammer están disponibles para que tú, tu familia y tus amigos los disfruten ‘de una sola sentada’ o cada que quieras, desde el computador, el televisor conectado a Internet o un dispositivo móvil. (Y podemos apostar que no serás capaz de ver solo un capítulo por día de esa primera temporada).

Pero si en cambio prefieres ver la segunda temporada desde ceros, ¡no hay problema! Podrás entenderla y disfrutarla en toda su dimensión… aunque después de ver el octavo capítulo, también apostamos que no te perderás la primera temporada).

 

6. Un paso hacia la TV verdaderamente global.

Si estamos en un mundo globalizado, ¿por qué ver series originadas solo en el país local y en Estados Unidos? La serie es la respuesta perfecta de Netflix en su propósito de divulgar e integrar culturas e historias internacionales, que no solo implica producción y logísticas en una geografía diferente a la tradicional, sino que también exige nuevas maneras de contar historias.

En Lilyhammer los elementos propios de Noruega –la geografía, la cultura, los personajes, los diálogos– marcan la serie, sin que esto impida el atractivo para la audiencia de Netflix.

0 Comentarios ¿Quieres opinar? →