Mucho se ha hablado sobre la vida cinematográfica de Philip Seymour Hoffman, pero poco sobre el último proyecto en el que se encontraba el actor. concretamente hablamos de una serie de televisión.

El futuro de Philip Seymour Hoffman antes de que las drogas se cruzaran por su camino pasaba por hacer una serie. El actor, que como saben fue encontrado muerto hace unos días en su departamento (dicen que la causa más probable de la muerte es una sobredosis) debía protagonizar una comedia para Showtime. El proyecto, llamado Happyish, ya había sido aprobado por una temporada completa y Philip Seymour Hoffman era el protagonista interpretando a un publicista en decadencia, y también era uno de los productores ejecutivos.

El piloto de la serie ya se había rodado e incluso se había mostrado a la prensa obteniendo criticas muy positivas. La pregunta ahora es saber qué pasará con la comedia, ya que aún no se sabe si quedará descartada o seguirá adelante. Showtime tiene 3 posibilidades: En el primer caso, emitir al menos el piloto en una especie de homenaje al actor. En el segundo caso, se puede rodar  de nuevo el piloto y además encontrar un actor que pueda estar al nivel de un grande como Hoffman. Pocos actores hay que puedan llenar el vacío de un actor como él , y más cuando el papel, el de un publicista veterano que se ve superado por el talento de gente joven que la rodea, estaba escrito a su medida. El tercer caso es, de frentón, cancelar el proyecto y que se haga como que nunca hubiera existido.

El proyecto de Happyish marcaba el retorno por la puerta grande de un actor que, de hecho, comenzó su carrera en la televisión, en un episodio de Law & Order .

0 Comentarios ¿Quieres opinar? →