Oscuro Claro

Admito que casi me desembarco de Homeland en la tercera temporada porque fue bastante lenta, algo vacía y no tenía un norte visible. Pero, el final de temporada valía completamente la pena. Me emocioné cuando volvió en su cuarta temporada, a tal nivel que tenía mi propia cuenta regresiva. Si bien todo era muy diferente, Carrie Mathison había conseguido finalmente lo que quería, no sabíamos nada de Saul ni Quinn, sin embargo, transcurridos los episodios, somos capaces de ver al cast completo. Carrie reside en Islamabad y se desprendió completamente de su hija, quien es cuidada por su hermana. En cierto punto no me agradó su actitud, pero es consecuente con el espíritu de Mathison, no podíamos pedirle peras al olmo.

Puedo afirmar que de lo que he visto de ésta temporada, es mi segunda temporada favorita (después de la primera, claro). Hemos visto nuevas misiones, nuevos personajes a quienes derrotar de manera estratégica, la nueva maraña amorosa con el romance muy platónico y sicológico de Quinn, Saul con los problemas de siempre y ahora Carrie en una versión Cougar, seduciendo a Aayan, un joven estudiante de medicina que tiene mucha información que entregar. Cuando vi esa primera escena, mis ojos no daban crédito a lo que sucedía, Carrie estaba más loca de lo que aparentaba a simple vista, aunque probablemente no se trate de insanidad mental, sino de buscar la manera de llegar a su cometido por sobre todas las cosas, sin medir consecuencias ni daños colaterales, por esa obsesión a hacer perfectamente bien su trabajo, ya que seamos sinceros, es todo lo que Carrie Mathison tiene en su vida.

Me gustó bastante que al culminar la tercera temporada con una muerte drástica y muy dolorosa de uno de los personajes más emblemáticos de la serie, se cerrara un ciclo y la Familia Brody completa desapareciera del mapa. La cuarta temporada tiene nuevos aires con técnicas ya utilizadas pero exitosas, ha tenido vuelcos inesperados, tónica recurrente en Homeland que siempre le ha brindado seguidores a la serie. Estoy algo ansiosa por ver lo que resta de la temporada, pero a la vez quiero que pase lento, porque me ha vuelto a conquistar toda la trama y claro, cuando eso ocurre, es mejor que nunca llegue al final y que se extienda lo más posible.

Artículos relativos
Send this to a friend