Zamudio: La realidad invisible de los jóvenes incompetentes

El día Domingo 29 se estrenó por fin por las pantallas de TVN, Zamudio: Perdidos en la Noche. Mini serie sobre el trágico caso de Daniel Zamudio quien fue asesinado en el Parque San Borja el año 2012 por su condición homosexual. Esta historia específicamente está inspirada en el libro de Rodrigo Fluxá, “Solos en la Noche” donde retrata no solo lo sucedido ese terrible día, sino que trata de darle una profundidad emocional a todo los participantes, y principalmente a Daniel.

Zamudio es una serie cruda, y al hueso. Solo hemos visto el primer capitulo pero fácilmente ya podemos dictar el tono de la serie. Sin ir mas lejos, la primera escena es parte de lo sucedido la noche que mataron a Daniel, y solo se detiene cuando este comienza a recibir los primeros golpes. Flashback y comienza el relato. Comienza el desenredo de las historias, empezamos a entender como son estos personajes, cual es su vida, su propio guión. En ningún momento lo que se busca, creo yo, es justificar las acciones de los asesinos de Daniel, sino que entenderlos un poco mas. Darnos cuenta que nada es gratuito, todo es por algo, todo pasa por un problema mas de fondo. Por problemas familiares, económicos, sociales, la mente de estos idiotas se va trastocando, se va deteriorando, se va transformando en algo que no era, en algo que quizás no quieren ser pero que inevitablemente se va apoderando de ellos. Se van transformando en parte de esta sociedad apartada, en esta sociedad secreta de jóvenes incompetentes.

Zamudio esta lleno de prejuicios, de injusticias, de estrechez de mente. De esa que no sale en las teleseries de las 20 hrs., de esas que no sale en los comerciales y solo la vemos en programas de investigación como Contacto o Esto no tiene nombre. El chile real esta expuesto ahí con su personajes, su gente y sus sueños. Lo mas crudo de la fea realidad chilena se muestra a través de historias directas y reales. Esta serie no se inventó porque si, esto fue tomado de la realidad. Es una historia basada en la realidad, basada en un caso donde unos imbéciles asesinaron a alguien solo por su condición homosexual. Si, eso pasó hace solo unos años atrás, y nos podemos seguir regodeando y mintiendo de que somos súper liberales y abiertos de mente, pero afuera siguen habiendo idiotas que matan a la gente por su condición sexual. Aquí el mejor guionista fue la realidad, la realidad de un país aprisionado por las apariencias y esta serie lo muestra en su estado mas puro. Esta serie no solo se trata de la homosexualidad, se trata de las injusticias, de la desigualdad del país, de los tantos jóvenes que tienen un sueño y solo quieren una oportunidad. Padres alcohólicos, problemas de dinero, y discriminación, son solo algunos tópicos presentes en esta serie y son exhibidos en su realidad máxima.

Esta serie no tiene nada de chistoso, es absolutamente 100% drama. El silencio, los gritos y los primeros planos acongojados de los personajes demostrándonos su miseria, su tristeza y su fealdad interior, son elementos claves para entender para donde nos apunta esta serie y cual es el tono de lo que nos quieren contar.

En lo especifico, los aplausos no solo se los lleva el director por la forma tan directa de contarnos una historia dura y real. Aquí no adornaron la realidad, este es el Santiago de noche de los jóvenes incompetentes. Y lo hicieron con actores que están al nivel del relato, caras desconocidas que quizás están recién experimentando en la televisión, algo que se agradece. Los personajes principales recaen en nuevos actores y actrices, jóvenes que desconocemos, por lo que aun no les tenemos su rol encasillado del “galán” o el “pobre” o la “mina rica”. Frescas expresiones de actores que tienen algo que decir, y contar. La mayoría de estos de muy buena calidad. Y todo mezclado con gente como Daniel Muñoz o Amparo Noguera, que es como tener a la realeza de la actuación chilena en pantalla. Necesitamos con suerte 1 o 2 escenas de cada uno para pararnos, aplaudirlos y decir: “Suficiente”. Y por si los actores, la dirección y el guion fuera poco, esta serie consta de un par de elementos más que son sumamente destacables, como la excelente Intro y la música de la gran banda chilena Denver, que ya no podrían caber mejor en todo el contexto en que se desenvuelve esta historia. Poner a Denver en muchas de las escenas, y relacionar su música con esta generación de insuficientes y desadaptados, con este Santiago de después de medianoche, y específicamente con esta onda media Skins, me parece la mejor idea del mundo.

Zamudio, para nuestra tristeza, es una mini serie de solo 4 capítulos. Que se emiten todos los Domingo a las 22:20 por TVN. Aprovechemos los próximos 3 capítulos para seguir entendiendo como funciona el drama, para seguir impactándonos con los gritos, los cortes y el sexo. Aprovechemos los 3 capítulos que quedan para seguir desordenando la cabeza de las señoras conservadoras que no quieren ver a dos homosexuales dándose un beso, o que no quieren ver a jóvenes drogándose y tomando en la calle, a esas señoras que no quieren ver la realidad. Que aun no se dan cuenta que esto no pasa solo en la TV, pasa en la calle y pasa al lado de ellas. La injusticia y la discriminación pasa por al lado de ellas, pero simplemente no lo quieren ver, porque para esas personas estos jóvenes no existen. Ellos son parte de la realidad invisible de los jóvenes incompetentes.

Comunicador Audiovisual, Fotógrafo, Guionista y Director de las cosas importantes de mi vida. Fanatico de los Sitcom, Late y la comedia. La vida es demasiado importante para tomarla en serio.

Send this to a friend