¡Vaya! Ya llegamos al denominado winter finale de la serie Castle, que con la emisión del capítulo Mr and Mrs Castle se prepara para el receso de mitad de temporada. La entrega de esta semana prometía, teniendo en especial consideración lo ocurrido la semana pasada en The Last Seduction (reseña que ya pueden consultar en este sitio, gracias), en donde pudimos ser testigos del time out de los protagonistas de la serie, que estaban experimentando una suerte de break (gracias, Ross Geller) en esta temporada. Entonces ¿comentamos?

Todo comienza el día después de la postergada celebración de aniversario de Castle y Beckett. Recordemos que al final del capítulo anterior Rick se da cuenta de que hay una serie de mensajes misteriosos que le están llegando a Kate, por lo cual queda “con la bala pasada”. Es por esto que decide pedirle ayuda a Hayley para descubrir en qué anda metida la capitana Beckett, lo que nos lleva directamente al caso de esta semana.

En circunstancias misteriosas, una persona encuentra el cadáver de una bailarina de un crucero flotando en el mar, aparentemente una Jane Doe, por lo que corresponde averiguar quién está detrás de esto. ¿El problema? No habría sido un homicidio común y corriente, sino que alguien poderoso estaría detrás de esto, dado que se encontró una bolsa con heroína en la garganta de nuestra víctima (sí, una mula de carga). Esto lleva a Kate pensar que este simple homicidio podría estar conectado con la investigación de LOKSAT (en la cual ahondaremos con posterioridad), siendo este el principal arco argumental que tiene esta temporada.

Gracias a pistas y un poco de investigación, Kate da con el crucero RMS Bently (al más puro estilo de Titanic), barco en el cual trabajaba la víctima como bailarina en un espectáculo llamado Speakeasy, no sin antes percatarse de que su marido ya se encontraba en la escena del crimen gracias a sus habilidades de Sherlock. Con todo, la pareja se enfrenta a la negativa de cooperación de la tripulación del barco, quienes no quieren ver afectada su reputación. Es por esto que se les avisa que cuentan con 60 minutos para hacer sus labores antes de que llegue un bote a buscarlos. Dividir y conquistar es su grito de guerra, entonces.

Cada uno por su lado intentan recopilar información, Rick dándoselas de bailarín (con manitos de jazz incluidas) y Beckett, que sin mucho éxito logra sacar información a potenciales testigos. Y para hacerle honor al dicho “dos cabezas piensan mejor que una”, ambos llegan al lugar donde se encuentran los chalecos salvavidas y dan con una prueba que puede ser determinante: resulta que la víctima había descubierto por accidente a uno de los empleados del barco preparando la merca para ser distribuida, situación que fue grabada por la misma.

La verdad es que más allá que eso no hay mucho que comentar en cuanto al caso, salvo un pequeño detalle que mencionaremos más adelante. Lo relevante entonces es ver cómo se relacionan Beckett y Castle después de las sospechas de este último. Como anticipábamos hace unos párrafos, Rick quedó con la duda sobre qué tramaba Beckett, por lo que pide ayuda a Hayley, no sin antes ser advertido por su madre Martha, interpretada por Susan Sullivan (sí, la misma que actuó con Lou Ferrigno en El increíble Hulk), sobre los riesgos que conlleva vulnerar la privacidad de Beckett, pudiendo traspasar límites que no permitirían dar vuelta atrás. Vemos entonces que ambos protagonistas se mienten recíprocamente para sonsacar información al otro. Gracias a su astucia, Castle y Hayley logran dar con el lugar que sirve de centro de operaciones de Beckett, estando a punto de hackear el sistema y descubrir la operación. Sin embargo, Vikram (Sunkrish Bala), el colega de Kate en la investigación paralela que tienen sobre LOKSAT, logra con sus habilidades derribar la computadora de Castle.

Ya con una idea de qué hay detrás, Castle decide confrontar a Beckett, en especial por el hecho de mentirle y porque en realidad la excusa de “necesito ordenar mis ideas” no era nada mas que una tapadera para la obsesión que ha experimentado ella con todo lo relacionado con el caso de su madre. De hecho, Rick le señala que “le gusta estar herida”, a lo cual ella responde que todo era para protegerlo. A esto Rick contesta que haber hecho eso “le rompía el corazón” y que en vez de armar tremendo alboroto pudieron ocupar de tapadera la ruptura para así investigar juntos, como siempre lo han hecho.

Una vez que el equipo de la NYPD da con el presunto asesino, van a su acecho, pero ante el inminente ataque del prófugo no quedó nada más que darle muerte con disparos. De esta manera, el único link inmediato que Kate tenía con LOKSAT de desvanece, volviendo al punto muerto de comienzos de temporada. Con todo lo ocurrido, a Kate no le queda otra que asumir que por su cuenta no avanzará mucho y decide pedirle disculpas a Castle por todo lo ocurrido, lo que los lleva nuevamente a trabajar con equipo, ocupando como pantalla la ruptura de la pareja, para así evitar dirigir las sospechas al novelista y ponerlo en la mira de esta organización.

Cabe agregar que se introdujo el personaje de Caleb Brown (Kris Polaha, Life Unexpected), un abogado defensor que en este capítulo asiste legalmente a uno de los implicados en el caso, pero que oculta un oscuro pasado. Lo menciono porque su fichaje dentro del equipo era comentado según la prensa estadounidense como el de “alguien que iba a revolver el gallinero” de los protagonistas, lo cual no se alcanzó a ver esta semana. Tendremos que esperar para ver como se desenvuelve este personaje y cuál será su impacto en la trama.

En fin, aparentemente hay luces de esperanza de que el show volverá a tomar su curso natural después de este break y que volveremos a ver los capítulos en que Kate y Rick trabajaban codo a codo para resolver los casos, recuperando lo que los seguidores echamos de menos: esa cuota de humor que hay entre los protagonistas y la química entre los mismos, la que hace que uno se involucre y se sienta uno más del equipo. Sólo queda esperar hasta la primera semana de enero para ver cómo andará la cosa.

Fuente: Castle Facebook FanPage

¡Nos vemos en enero! (Fuente: Castle Facebook Fanpage)