Siguiendo con la tendencia de que los servicios de streaming están generando televisión honesta, compleja y real, incluso en sus productos de ficción, se encuentra esta iniciativa de Hulu y Jason Reitman (el director de Up in the Air con George Clooney y Anna Kendrick).

En esta ocasión, Reitman entra en el mundo de las relaciones de distintas edades, lejos del estándar glamoroso de Hollywood. Alex Cole (Tommy Dewey) es el creador de Snooger, un sitio mezcla entre Ok Cupid y Tinder, que se ha transformado en el estándar del romance en Internet. El problema es que él se encuentra deprimido, marginado de su compañía y en un espiral de malas decisiones.

Lo único que mantiene el interés de Alex es el apoyo de su hermana, Valerie Meyers (Michaela Watkins) y su sobrina, Laura Meyers (Tara Lynne Barr, la revelación de la serie), quienes llegan a su casa tras el divorcio de Valerie.

La serie exuda humor negro y humanidad frente a realidades post 30: volver a salir con gente, qué hacer con los hijos que crecen demasiado rápido y que terminan siendo a ratos más maduros que los padres, y el mundo de las citas online y las citas reales, en donde prima el cinismo y la mentira.

En momentos así sólo queda reír

Pese a los temas que trata, Casual es una serie en donde la comedia está muy presente y surge de cómo se enfrentan situaciones incómodas, con personajes tridimensionales y lejos del estereotipo. Valerie Meyers, pese a ser terapeuta, tiene graves problemas para relacionarse con otras personas y no sabe lidiar con escenarios nuevos tras su nueva soltería, como el sexo casual o salir con alguien menor que ella. Alex manipula los resultados de su web de citas para salir con las mujeres que le interesan, pero termina aburrido y desinteresado en ellas. Por último, Laura se enamora de uno de sus profesores, quien también siente cierta atracción por su madre.

Casual actualmente está en curso a través de Hulu, con episodios semanales. Al parecer la recepción ha sido positiva y se está estudiando la posibilidad de una segunda temporada. Pero incluso si no es así, las historias son bastante contenidas y es interesante ver un segmento de las vidas de estas familias no convencionales, con sus errores y aciertos, en esa parte de la adultez donde llegan a la conclusión más clara: nadie sabe lo que está haciendo y todos improvisan lo mejor que pueden.