De momento, las adaptaciones que ha hecho Marvel de su material ha tenido mucho más altos que bajos. uno de esos bajos es la primera serie de televisión que estrenaron, Agents of S.H.I.E.L.D.. A pesar de estar ad portas de comenzar su cuarta temporada, el programa emitido en la cadena ABC nunca ha logrado ganarse a la totalidad de los fans (como sí lo han hecho Daredevil Jessica Jones). Mientras para algunos es una serie que comenzó mal pero que ha medida que pasaron los capítulos y las temporadas ha mejorado, para otros se trata, simplemente, del relleno que tiene Marvel entre cada película.

Personalmente he visto la serie hasta la segunda temporada. Y si bien me parece que tiene altos y bajos, no ha logrado atraparme lo suficiente como para ponerme al día. Aprovecho, en este contexto, de avisarles que la tercera temporada (además de las dos anteriores) ya se encuentra disponible en Netflix.

En este contexto de buenas y malas, la serie ha optado por un clásico héroe de Marvel Comics para repuntar en el rating y atraer a la fanaticada: Ghost Rider. Tal vez muchos de ustedes recuerden este nombre por las películas estrenadas hace unos años que tenían como protagonista a Nicolas Cage, sin embargo, la versión del personaje que se verá este año es distinta a aquella.

¿Las razones? Las explico ahora, pero ojo, que pueden contener spoilers de la serie.

GR-862 – At night, in the presence of evil, die-hard stunt rider Johnny Blaze becomes the Ghost Rider, and his motorcycle transforms into the fiery Hell Cycle. Photo By: Courtesy of Sony Pictures Imageworks

El Ghost Rider es algo así como un rol. Una personalidad que consta de la fusión de un ser humano y el demonio Zarathos. En la versión tradicional del personaje, un motorista llamado Johnny Blaze es poseído por Zarathos luego de venderle su alma al diablo. Así, en las noches, el demonio toma la vida de Blaze y ambos se transforman en Ghost Rider, el motorista fantasma que venga las vidas de inocentes. Sin embargo, la serie mostrará a la versión más contemporánea del personaje, presentada en los cómics de Marvel en mayo de 2014. Se trata de Roberto (Robbie) Reyes, un joven mecánico, fanático de los autos y que tras un accidente se transforma en Ghost Rider.

A diferencia de la otra versión, el Ghost Rider de Robbie maneja un auto que se cubre en llamas y, en vez de tener una calavera en la cabeza, presenta una especie de casco/máscara metálica. A continuación, la primera foto oficial de su versión televisiva.

tumblr_inline_ode9hgbzty1tdxckh_1280

3801968-tumblr_n3s36dpxhq1tv3w7bo1_500Como ven, el uniforme es el mismo, sin embargo, la cosa cambia cuando se trata de la cabeza. Mientras para muchos fanáticos fue una alegría la foto, para otros fue desconcertante ver el cambio, ya que la cabeza en calavera es clásica de Johnny, no de Robbie. Personalmente, creo que me agrego al segundo bando. Me parece que si se va a optar por adaptar la versión menos popular de un personaje, esa versión debería ser respetada por completo. O en su defecto, no tomar uno de los elementos más característicos de la versión más conocida.

Otra cosa es como se vea. Si bien la foto muestra un buen trabajo en efectos especiales (a veces el elemento más criticable a las adaptaciones superheroícas en la TV), creo que la prueba de fuego será ver cómo queda en acción.

Por último, ayer se compartió un adelanto del primer episodio de la cuarta temporada de la serie, titulado “Vengeance”, en alusión directa a la palabra que más caracteriza al personaje: “venganza”. En él, se ve el auto de Robbie, pero aún nada de la calavera.

La cuarta temporada de Agents of S.H.I.E.L.D. debutará, en Estados Unidos, el martes 20 de septiembre.

0 Comentarios ¿Quieres opinar? →