El último episodio de la séptima temporada de The Walking Dead, responsable del inicio de la guerra entre Rick (Andrew Lincoln) y Negan (Jeffrey Dean Morgan), no ha tenido buenos números de audiencia en comparación con los años anteriores de la serie. De acuerdo a Variety, el cierre quedó por delante de las dos primeras temporadas, cuando el programa estaba contruyendo a su público.

El episodio final, “El primer día del resto de tu vida” fue visto por 11,3 millones de espectadores, convirtiéndose en la tercera audiencia más baja, por delante de la primera temporada, con 5,97 millones, y de la segunda, con 8.99 millones. En cuanto a la final del año anterior, la reducción fue del 20% del público: la sexta temporada fue visto por 14,2 millones de personas.

Es la segunda caída que sufre la serie en términos de audiencia: hasta la quinta temporada, The Walking Dead consiguió números cada vez mayores (12 millones de personas en la tercera, 15,6 millones en la cuarta y 15,7 millones de espectadores en la quinta temporada) pero desde entonces los índices comenzaron a la baja.

A pesar de la caída, vale la pena señalar que el programa sigue siendo uno de los más vistos de la AMC, ya que consigue números de audiencia por encima de otras series de éxito en los EE.UU. como The Big Bang Theory, Empire y This Is Us.

0 Comentarios ¿Quieres opinar? →