Legion: la mejor serie del año

La mejor serie del año. Así de directo y conciso puedo ser. Llevamos más de 6 meses de este año y, si bien han destacado series como The Handmaid’s Tale, Big Little Lies o 13 Reasons Why, esta se sale de todos los esquemas. Esta serie rompe, para empezar, con el estigma de serie de superhéroes, porque no lo parece. Porque no sigue los cánones generales de las otras series actuales donde los seres con superpoderes salvan el universo o son los héroes de la historia. De hecho, me atrevería a decir que este personaje principal ni siquiera cabe en el contexto de un antihéroe.

Legion es la nueva serie del seco Noah Hawley. Él fue uno de los escritores y productores de Bones hasta el año 2008, luego fue creador de dos series no muy conocidas y con poco éxito: The Unusuals y My Generation. Pero su golpe más fuerte fue cuando estrenó la antológica Fargo; serie del 2014 inspirada en la película de los hermanos Cohen, que fue considerada una de las mejores de ese año y, de hecho, hasta el día de hoy, se considera como una de las grandes series del último tiempo. Fargo va en su tercera temporada con gran éxito, aunque se rumorea que no habrá más temporadas hasta un buen tiempo más. O al menos, como él mismo dijo en una entrevista: “hasta que encuentre una historia que valga la pena”.

Volviendo a Legion, esta serie se muestra como sumamente bizarra, distinta, innovadora y atrevida. Es además muy audaz en su relato audiovisual, juega con un montaje muy conceptual que muchas veces puede llegar a asustar al telespectador, disparando imágenes de analogías, imaginaciones, visiones, futuras acciones y predicciones de los personajes. Hay que estar muy atento siempre con esta serie a todas las escenas o “flashes” de acciones que dispara a veces. No es una serie fácil de digerir y es ahí en donde se podría encontrar un talón de Aquiles, ya que no es para todo público, porque logra entramar una historia bastante complicada, adornada con alucinaciones que muchas veces confunden. En mi opinión, esto es algo que me encanta, porque desafía el típico relato lineal y predecible que cualquier serie te puede entregar hoy en día. Este reto que plantea al público me parece espectacular, sobre todo en tiempos donde vemos series cada vez más predecibles y comunes. Hay que destacar también el arte, con algunas reminiscencias a Stanley Kubrick, sobre todo en su parte inicial, que hace de esta una obra maestra en efectos y en disposiciones artísticas en cuanto a las locaciones, vestuario y utilería. Tampoco podemos dejar de lado su música incidental, creada por Jeff Russo, perfecta para producir caos, suspenso y confusión en el espectador, sumado a exponentes perfectos de la locura tonal como The Who, Feist, The Rolling Stones, Radiohead o los mismísimos Pink Floyd, todos presentes en la banda sonora.

Como buena historia protagonizada por un personaje loco o bipolar, no podemos esperar menos de la serie que diálogos que no son, acciones que nunca pasaron o muertes que nunca tuvieron lugar. Todo esto solo busca confundir al espectador y volverlo loco de alguna forma, al igual que su protagonista. No podemos confiar en el relato de nadie, ya que no sabemos si es verdad o no, si eso está pasando en la historia o es solo la imaginación del personaje. La serie a veces toma citas, quizás sin querer, de películas como Inception. Hay veces en que los personajes están en la cabeza de un personaje, y dentro de esa cabeza el personaje crea otra realidad para esconder su verdad, o muchas veces tenemos que interactuar con el “otro” personaje que vive dentro del personaje principal. Porque recordemos que estamos frente a un personaje principal bipolar, con serios trastornos psicológicos, que por supuesto a lo largo de la serie se develará que no son al azar y que todo tiene un sentido. Y si investigan más allá de la serie y van al cómic, van a entender todo mucho mejor y todas las piezas encajarán magistralmente.

Legion es y no es una serie de superhéroes. Pese a toda la locura, perturbación, demencia y vesania del personaje que antes les mencioné, tiene superpoderes; imaginen lo que puede hacer un superhéroe confundido. Un superhéroe con un poder impensable que todos quieren dominar, pero que más encima nunca se ha enterado de que tiene esas aptitudes fantásticas y que siempre le han dicho que todo es poder de su imaginación. Legion nos habla de locura, de aceptación, y sobre todo, aunque parezca raro, de amor. Porque finalmente el amor puede llegar a ser la solución para todos nuestros problemas, el analgésico para todas las interrogantes existenciales que nos podemos plantear en una actualidad de sentimientos bipolares. Si al final muy locos nos podemos volver, pero siempre habrá alguien que comparta esa locura con nosotros y ahí ya no es locura, es amor. Los Beatles siempre tuvieron la razón: all you need is love.

Legion regresa en febrero del 2018 con una temporada de 10 capítulos. Por lo pronto, pueden encontrar la primera temporada completa en la App de FOX en América Latina.

Sobre sepamoya63 Ver todos los posts

Comunicador Audiovisual, Fotógrafo, Guionista y Director de las cosas importantes de mi vida. Fanatico de los Sitcom, Late y la comedia. La vida es demasiado importante para tomarla en serio.

0 Comentarios ¿Quieres opinar? →