Lo que David Lynch no explica, Mark Frost llega para descomplicarlo. El coautor de Twin Peaks está lanzando un nuevo libro canónico sobre el universo de la serie, que ayuda a iluminar algunos detalles que quedaron sin respuesta en la tercera temporada.

Según explica Digital Spy. En el libro “Twin Peaks: The Final Dossier“, que da seguimiento a la historia secreta de Twin Peaks, Frost explica lo que le sucedió a Audrey Horne (Sherilyn Fenn) en los 25 años que separan las temporadas 2 y 3, que ocurre en Twin Peaks en el episodio 16.

Muchos creían que las escenas de Audrey en la tercera temporada eran sólo un sueño o una ilusión del personaje, que aún estaría en coma en el hospital después de la explosión del banco en que dejamos a Audrey al final de la 2da temporada. Sin embargo, Frost revela en el libro que Audrey en realidad despertó de su coma después de tres semanas y media. Fue entonces que el dopplegänger maligno de Cooper (Kyle MacLachlan) la violó, generando a su hijo: Richard (Eamon Farren).

Finalmente, el libro cuenta que Audrey se formó e hizo varios cursos en colegios comunitarios, y abrió un pequeño salón de belleza en la ciudad. Cuando Richard tuvo 10 años, ella se casó con su contador, y cuatro años antes de los eventos de el retorno de la serie, Audrey cerró el salón sin mayores explicaciones, y se retiró de la vida en sociedad repentinamente.

La escena que vimos en el episodio 16, con el baile clásico de Audrey, en realidad es producto de su imaginación.

 

En cuanto a lo que sucede en el último episodio con Cooper y una ‘otra versión’ de Laura Palmer:

En el último episodio, Cooper consigue volver al día del asesinato de Laura Palmer (Sheryl Lee) para intentar prevenir su muerte, pero Judy la lleva de aquel mundo y aparentemente la coloca en algún otro lugar. ¿Un universo paralelo, tal vez?

Muchas teorías intentaron explicar los minutos finales, en que Cooper es Richard y Laura es una mujer llamada Carrie Page, en realidad se pasan a una dimensión alternativa. En el “Dossier Final”, la agente Tammy Preston (Crysta Bell) continúa en Twin Peaks algunos días después de los eventos del final de la serie, y al investigar viejos periódicos, descubre que Laura Palmer había sido dada como desaparecida, y no muerta, y que tantos años después, el caso jamás fue solucionado.

El libro confirma que Cooper de hecho logró cambiar la realidad y prevenir la muerte de Laura como había sido presentada en el episodio piloto, pero la desaparición (que corrobora la idea de que la chica fue llevada por Judy a otra línea temporal) con el que el destino de su familia era el mismo: Leland Palmer (Ray Wise) se suicidó por no poder superar el duelo, y Sarah (Grace Zabriskie) se convirtió en una alcohólica depresiva.

0 Comentarios ¿Quieres opinar? →