Advertencia: Esta historia contiene spoilers sobre la temporada 4 de Black Mirror.

Los Nerds de todo el mundo se animaron con “USS Callister“, episodio de la nueva temporada de Black Mirror, lleno de referencias sobre Star Trek. Escrito por Charlie Brooker y William Bridges, comienza como una parodia del famoso show, donde el Capitán Daly (Jesse Plemons) le dio a su equipo en una batalla victoriosa. La sorpresa es que tal nave se trata de una realidad virtual del protagonista, que usa el ADN de sus compañeros de trabajo para recrearlos en el mundo en línea, a fin de humillarlos constantemente por “algo malo” que hayan hecho en el mundo real. Es sólo con la llegada de la novata Nanette Cole (Cristin Milioti) que el grupo tiene la oportunidad de rebelarse contra el tirano.

Pero, ¿será que tal trama, que encuentra un final satisfactorio, tendría fuerza para generar su propia serie? En un mundo cuyos episodios independientes están cada vez más conectados, el director responsable de USS Callister, Toby Haynes, reveló que ve potencial para un spin-off:

“Yo estaba conversando con Louise Sutton (productora del episodio “Metalhead”) y ella vino con la increíble idea de transformar el episodio en una serie de TV. Me encantaría hacer eso, pues es probablemente uno de los mejores pilotos de un show espacial (…) Creo que Charlie puede volver a revisarlo. Soy fan del show y me encantaría trabajar con todo el equipo de nuevo, fue un regalo!”.

Contó en una entrevista con el THR. El director, que ya trabajó en episodios de Sherlock y Doctor Who, reveló que ya sabe hasta cómo mantener el personaje de Plemons en la narrativa:

“Hay esa idea de que todavía está vivo y una persona sería incriminada por su intento de homicidio. que se puede encontrar en el apartamento, hay tantas cosas que podemos hacer con eso. A cruzar los dedos, nunca se sabe!”.

¿Será que “USS Callister” tiene potencial para ganar su propio spin-off o será sólo un sueño? Hasta el momento ningún episodio de Black Mirror ha continuado su historia de ninguna forma, pero nunca hay que decir nunca.