Se había anunciado que el último episodio de la temporada 8 de The Walking Dead sería una especie de conclusión general para las primeras 8 temporadas. Se entiende mejor luego de ver el episodio. Sí, esta final se convierte en una página de la historia, evocado por el productor ejecutivo Scott Gimple, citado por EW:

“La serie está evolucionando, sabemos desde hace mucho tiempo que esta temporada 8 sería, en muchos sentidos, el final de un capítulo importante de la historia, y la gente verá una gran diferencia en la temporada 9 y más allá. Será diferente, con personajes que abordan temas, desafíos y amenazas distintas que nunca antes habíamos visto, de muchas maneras”.

CUIDADO, DESDE AQUÍ SE REVELAN DETALLES DEL FINAL DE LA TEMPORADA 8

Scott Gimple, quien será reemplazado por Angela Kang, pero que ocupará un puesto de supervisor, va más allá y anuncia que la escena final entre Maggie, Jesús y Daryl es un buen ejemplo de guerra civil contra Rick:

“¡Me parece bien!” Así que no hay Whisperers o Commonwealth, al menos por el momento, sino una trama original, que no existe en los cómics. Los tres están muy enojados por la decisión del líder de Alejandría (que decidió mantener vivo a Negan). Daryl ya ha demostrado en la temporada 8 que puede enfrentar perfectamente al sheriff. Mientras que Jesús se niega a matar a los salvadores que se rindieron, no es Morgan… pero podría matar a Negan, sin duda no está fuera de dudas para él. Finalmente, Maggie pondrá los hilos de la rebelión a escondidas. Ya no la llames Maggie Rhee, sino ‘Maggie Corleone’. Y su venganza será terrible”.

Lo de Maggie dependerá de si seguirá apareciendo en la serie. Debido a que por ahora, la actriz Lauren Cohan no ha renovado el contrato para la temporada 9. El showrunner sugiere que la decisión seguramente se tomará a mediados de mayo, pero se permite la duda. Y después de tal final, uno se pregunta cómo sería The Walking Dead, si Maggie fuera borrada repentinamente de la historia.

Tendremos la respuesta pronto. La filmación de la Temporada 9 de The Walking Dead comenzará en las próximas semanas. Y la transmisión se espera en el canal estadounidense de AMC durante el mes de octubre aproximadamente.