Lifetime estrena en exclusiva la temporada final del drama médico favorito The Night Shift, en el que el equipo de doctores y enfermeras de la sala de urgencias del hospital San Antonio Memorial, es todo menos ordinario. Los riesgos que toman para salvar vidas, están en la línea de lo heroico y los impulsos, pero siempre valen la pena.

Al cierre de la entrega tres, el destino de la guardia nocturna era incierto: Paul Cummings (Robert Bailey Jr.) permitió la salida de parte del personal, luego de que su padre (James McDaniel) compró el hospital y despidió a Topher Zia (Ken Leung). Más allá de la frontera, TC Callahan (Eoin Macken) está inconsciente luego del estallido de una bomba, en un campo de refugiados.

Todo ese drama continuará en el cierre definitivo de la historia, el próximo 20 de junio de 2018 a las 21 hrs (Chile), en la pantalla de Lifetime. La cuarta temporada inicia 48 horas con el equipo médico “navegando” por las consecuencias de sus decisiones. En Siria, TC se dará cuenta que el sufrimiento no tiene fronteras y canaliza su inclinación por el caos para salvar vidas.

De regreso en Texas, el Dr. Jordan Alexander (Jill Flint) se hace cargo de que la unidad de emergencia continúe con su funcionamiento, mientras reciben a más veteranos y personal militar. La paternidad obligará a Drew Alister (Brendan Fehr) a reevaluar el riesgo que corre como médico de emergencias en el ejército, mientras cría a su hija adolescente.

La vida personal del cirujano Scott Clemmens (Scott Wolf) será todo menos sencilla, pero eso no lo detendrá para comprometerse con su profesión. Paul lidiará con la repercusión de enfrentarse a su padre y crear su propio camino. Su novia/rival Shannon Rivera (Tanaya Beatty) y la enfermera a cargo Kenny Fournette (JR Lemon) aprenderán que tres es una multitud en el dormitorio.