[REVIEW] ‘Unorthodox’ es una formidable miniserie sobre la emancipación femenina

La contención puede estar ralentizando la producción de muchas series, pero Netflix no parece preocuparse en este momento y continua inundándonos con nuevos contenidos cada semana. En su última llegada, la plataforma de streaming nos sorprendió con Unorthodox, un singular relato que entrelaza temas como la fe, las tradiciones, la feminidad y el irrefrenable deseo de existir por uno mismo. Un paquete completo, que se desarrolla en cuatro episodios muy bien ejecutados.

Basada en la autobiografía de Deborah Feldman «Unorthodox: The Scandalous Rejection of My Hasidic Roots», la mini-serie cuenta las inusuales circunstancias de la vida de Esther «Esty» Shapiro, una adolescente judía que creció en una comunidad ultraortodoxa en Nueva York. Desde los primeros segundos de visión, Esther Shapiro huye de su vida cotidiana para establecerse en Berlín, donde su madre reside ahora y con la que ya no tiene ningún contacto real. Allí, intentará crear un nuevo equilibrio, pero su pasado pronto la alcanzará.

En cuanto a la narración, cada parte de Unorthodox está segmentada en dos líneas temporales: por un lado, la juventud neoyorquina de Esther, puntuada por los imperativos del grupo jasídico al que pertenece, y por otro, su presente lleno de promesas en tierras germánicas, mientras intenta integrar una prestigiosa escuela de música. Las dos dimensiones de la historia se alternan con una apreciable fluidez y ayudan a comprender mejor las acciones de su heroína.

Como aprendemos de Making Unorthodox (un corto documental de 20 minutos entre bastidores, también disponible en Netflix) la serie hace un esfuerzo notable para representar mejor a esta comunidad, que es en gran parte desconocida para muchos. En la serie hay una voluntad de educar, en lugar de culpar.

No, los heterodoxos no están aquí para castigar a los judíos jasídicos y se contentan con destacar una realidad que no es necesariamente nuestra. El personaje de Yanky, el hombre con el que Ester tuvo que casarse tras un matrimonio concertado, no está demonizado y goza de una representación muy matizada, mostrando además que los hombres también pueden sufrir por esta rígida educación.

En esta perspectiva de autenticidad, la serie tiene un episodio centrado en gran medida en la unión de Esther y Yanky. Es una oportunidad para mostrar las costumbres y tradiciones de esta comunidad judía, el uso de shtreimels (el enorme tocado de piel que usan los hombres en ocasiones especiales) o el afeitado de la cabeza cuando se es mujer (una práctica opcional que muestra el celo de algunas esposas, que se supone nunca revelan su cabello en público). En aras de la credibilidad, la mayoría de los diálogos son en yiddish, un hecho lo suficientemente raro como para ser enfatizado.

El pasado de Esther muestra una estilo de imagen bastante aburrido, como símbolo de la austeridad de este microcosmos específico, las escenas del presente son mucho más vívidas y dan lugar a un sentimiento de esperanza, de renacimiento, sublimado impecablemente por Shira Haas. La actriz israelí protagonista logra con brillantez insuflar una conmovedora humanidad a su personaje, Esther, y nos hace sentir con una sola mirada la represión que durante mucho tiempo la ha carcomido y el peso que finalmente se ha desprendido. Claramente, sería un eufemismo decir que la serie descansa sobre sus hombros.

Cautivadora de principio a fin, Unorthodox es una muy fina exploración de la emancipación femenina que logra jugar el juego con una autenticidad flagrante. A pesar de su sencilla producción, esta exótica miniserie brilla gracias a un enfoque casi didáctico y a la interpretación fanfarrona de su heroína. Uno llegaría a desear una segunda temporada.

¿Dónde ver Unorthodox?

Unorthodox está disponible en su totalidad en Netflix.

Poco ortodoxa | Tráiler oficial | Netflix

Nos gusta la televisión. Amamos, comemos, rezamos y, ademas, vemos televisión. Canales nacionales, series internacionales, criticar, alabar... y ver televisión.

Send this to a friend