dark

5 momentos con los que ‘Dark’ nos voló la cabeza

Si eres el tipo de espectador que ama ese tipo de trabajo que hace un nudo en la cabeza, y no puedes ver una serie o película con una trama compleja ya que tomarás tu cuaderno para anotar todos los eventos, ¡este es tu momento! A punto de debutar su tercera temporada en Netflix, Dark ya está consagrado como uno de las mejores series originales de Netflix, llevando a sus fans a un frenesí cada vez mayor.

Aprovechando la proximidad del tercer y último ciclo, separamos aquí algunos momentos que hicieron explotar nuestras cabezas en estas dos primeras temporadas. La lista también sirve como un recordatorio de lo que han sido exactamente los acontecimientos más sorprendentes hasta ahora, también importante para construir la gran bifurcación temporal en la trama.

MIkkel es el papá de Jonas

Uno de los primeros acontecimientos importantes de la serie fue el descubrimiento de que Mikkel era en realidad Michael, el padre de Jonas que se suicidó al principio del primer episodio de la serie. De hecho, después de desaparecer sin dejar rastro en las cuevas de Winden en el año 2019, Mikkel termina yendo a 1986, donde se ve obligado a empezar su vida de nuevo.

Allí, Mikkel es adoptado por la enfermera Ines y conoce a la joven Hannah, con la que pronto formará una familia y tendrá a su hijo Jonas. Sin embargo, el nudo de la serie es que si Jonas trae a Mikkel de vuelta a su realidad, él mismo nunca habrá nacido.

Jonas x 3

En varios momentos de la serie, hemos descubierto que Jonas interactúa consigo mismo, incluso teniendo que evitar su propia versión futura de recrear un paraíso distorsionado, destruyendo las dos realidades de Winden y causando sufrimiento a varias personas.

Las grandes sorpresas llegaron cuando descubrimos que el misterioso chico adulto de la primera temporada es Jonas, que no deja que su joven versión salga del Bunker durante el apocalipsis para que todo suceda como debe. Luego descubrimos que Adam, el principal antagonista de la serie, es también Jonás, ya deformado después de 33 años y varios viajes a través del tiempo.

Charlotte es la hija de su propia hija

Una verdadera paradoja se apodera de la trama cuando Charlotte descubre que su hija sordomuda Elisabeth sobrevivió al apocalipsis y luego conoció a Noah, teniendo con ella una hija llamada… ¡Charlotte! que fue dejado en la puerta de H.G. Tannhaus para su adopción.

Al final de la segunda temporada, Charlotte logra abrir un hueco del tiempo para conocer a su hija directamente en el futuro (2053), dentro del escenario en el que es la líder de la gran revolución cuasi religiosa, destinada a descubrir el origen de los encuentros temporales y hacer de la Tierra un paraíso.

Ulrich causó la desaparición de su hermano

A veces, en un intento de evitar algún evento, terminamos causándolo, generando un efecto inverso. Este fue el caso de Ulrich, que regresó a 1953 para detener al pequeño Helge e impedir que secuestrara y asesinara a su hermano en 1986.

Sin embargo, Ulrich no puede matarlo, dejándolo sólo desfigurado y completamente traumatizado, causando que el chico ceda al discurso de Noah y se convierta en un peón en los planes de la secta Sic Mundus, secuestrando a Mads, el hermano de Ulrich, 33 años después.

Martha del universo paralelo

Al final de la segunda temporada, Jonas es salvado en el último minuto por una persona que parecía imposible aparecer frente a él: Martha, que acababa de ser asesinada por Adam segundos antes de que el apocalipsis ocurriera.

Sin embargo, la Martha que lo lleva a otra realidad pertenece a un universo alternativo de Winden, donde Mikkel nunca desapareció, Jonas nunca existió y, en consecuencia, todas las personas son completamente diferentes de lo que eran antes. Ahora todo lo que queda es ver la tercera temporada para averiguar a dónde lleva esto.

Nos gusta la televisión. Amamos, comemos, rezamos y, ademas, vemos televisión. Canales nacionales, series internacionales, criticar, alabar... y ver televisión.

Send this to a friend