Broadchurch: El perfecto timing dramático

Broadchurch es de esas series excelentes. Esas escritas al pie de la letra de la biblia de guiones. Excelentes personajes, excelente trama, excelentes giros dramáticos, excelente contexto, y todo está muy bien armado y pensado. Si había que lucirse con una excelente serie dramática policial, esta es. Esta es la elegida, de las mejores del ultimo tiempo.

Esta serie británica que se estrenó en el 2013, transmitida originalmente por ITV, es una clase magistral de cómo construir una muy buena historia alrededor de un asesinato. Todo pasa en un olvidado pueblo de Inglaterra, donde es encontrado muerto un niño de 11 años llamado Danny Latimer, que sin razón aparente aparece muerto en las orillas de una playa, sin saber como llegó hasta ahí y ni rastros de quien lo pudo haber matado.

De hecho, hay un parecido innegable con Vuelve Temprano, no quiero esbozar ni siquiera un ápice de duda de que en algún caso es una copia, pero en términos concretos, en el capitulo 1 de Broadchurch hay una escena muy parecida al primer capitulo de Vuelve Temprano, de hecho la locación es muy similar, las acciones, la reacción de los personajes, todo. Y aunque sea difícil de creer, bajo mi opinión en la teleserie chilena, cierta acción dramática fue mucho mejor resuelta que en la serie inglesa que pecó de mucha ambición e ingenuidad. Fuera de ese detalle, la serie inglesa logra mezclar mucho mejor los conflictos en los tiempos precisos para que el espectador se enganche, junto con las sub tramas de los personajes secundarios. Yo siempre he pensado que Vuelve Temprano tiene una excelente historia, pero en una serie de hasta 23 capítulos hubiera sido mucho mas entretenido y hasta de culto. La historia es excelente y las sub tramas también pero el “alargue de chicle” que suele producirse en la escena local, mató un poco esa excelente teleserie.

Volviendo a la serie inglesa, Broadchurch tiene el largo perfecto. 8 capítulos magistralmente ordenados, con un inicio notable y dejando siempre pequeños regalos de suspenso al espectador para que nunca se vaya de la historia, es un camino a lo Hansel & Gretel en términos de guion. Además tiene la delicadeza de funcionar tal y como deberían funcionar todo tipo de series de TV. Porque no solo en la construcción de una temporada de una serie hay que generar, un inicio, desarrollo y desenlace con un clímax (fin de temporada). Este ejercicio se debe hacer a nivel de capitulo por capitulo como mínimo. Y en este caso nos sorprende realizando este ejercicio bloque por bloque, es decir, en cada secuencia de escenas entre comercial y comercial se genera un pequeño inicio, desarrollo y clímax, algunos hasta con desenlace. Y esto para nada de una forma antojadiza, todo se va dando naturalmente por las acciones de los personajes y los puntos de quiebre que los guionistas van generando.  Broadchurch es como un madeja de conflictos y secretos que se van desenredando lentamente, capitulo a capitulo, secuencia a secuencia, escena a escena. En cada momento sospechamos de alguien nuevo, todos son culpables, mas parece una excelente partida de Clue, el juego de mesa, que una serie de TV sobre un extraño homicidio a un niño.

Es muy interesante el tema de cómo va mostrando y culpando a distintos personajes que se conocen. En un principio vemos este pueblo costero de Inglaterra donde todos se conocen, todos son amigos, el señor del kiosco, el del diario local, el que arregla las cañerías, etc. Todos son colegas, se conocen, confían entre ellos, es un pueblo fome donde nunca pasa nada. Siempre son los mismos, es como una gran familia. Pero sin embargo el homicidio de este niño genera el punto de quiebre, y si en un comienzo todos confían en que nadie del pueblo pudo haber hecho esto porque “Estas cosas no pasan acá” y “Yo a él lo conozco, es imposible que pudo haber hecho algo así” estas frases que abundan en la confianza e ignorancia excesiva, finalmente se van transformando en un “Puede ser” porque todos comienzan a desconfiar de todos, todos son sospechosos. No por saludar a todos los días a alguien, significa que lo vas a conocer. Fácilmente dentro de un grupo hay historias que no conocemos, hay secretos que nadie quiere que se sepan, y hay cosas que es mejor que se queden ahí guardadas. Todos somos sospechosos. Todos matamos a Danny Latimer.

Broadchurch es una de las mejores series en manejar el suspenso que he visto en el ultimo tiempo. Tiene excelentes personajes, y mejor aun excelente desarrollo de sus historias, saben exactamente cuando involucrar a un personaje con la trama principal o como desarrollarle una sub trama cautivante. Esta serie se toma sus tiempos, a todos los personajes les da un momento, un momento de sentirse culpable o de redimirse. Posee muy buenos diálogos y una trama principal que se va conectando con todos los personajes de manera interesante, todos están conectados de alguna forma. A mi parecer tiene un concepto desarrollado que en la comedia es fundamental, pero de esta forma en el drama ayuda mucho, que es un “timing dramatical” que es dejar los silencios y momentos claves para que el espectador infiera una resolución dramática y luego de unos momentos cambie de conflicto a otro personaje, generando muchos puntos de quiebre, menos o mas importante pero los hay, y contribuyen a no dejar plana la historia, siempre se está aportando con una discapacidad de un personaje, con un secreto por muy pequeño que sea de otro personaje, con una mirada, con un dialogo que quizás ahora no entendemos pero que nos deja con la duda de que cresta podrá significar. Es una serie que constantemente renueva sus conflictos y tramas pero nunca dejando de lado su conflicto principal. Para mi es una excelente serie, y con un final de temporada espectacular, un capitulo que mantiene el pulso del drama constante y el suspenso activo durante largos minutos, con escenas dignas de un thriller.

Broadchurch está confirmada para un segunda temporada que ya se está grabando y que aun no tiene fecha de estreno.

Sobre sepamoya63 Ver todos los posts

Comunicador Audiovisual, Fotógrafo, Guionista y Director de las cosas importantes de mi vida. Fanatico de los Sitcom, Late y la comedia. La vida es demasiado importante para tomarla en serio.

0 Comentarios ¿Quieres opinar? →