El tema de las “ex novias locas” es quizás uno de los clichés más claros. La mujer que se queda con la ropa del ex para conservar su olor, las llamadas de madrugada y cuántas otras prácticas deschavetadas.

Rachel Bunch (la talentosísima Rachel Bloom) es una abogada de Nueva York graduada de Harvard y Yale, que tiene un gran trabajo y está a punto de ser nombrada socia de su firma. Pero su vida está lejos de ser perfecta: llena de ansiedad y dudas, recuerda la felicidad adolescente de salir con Josh (Vincent Rodriguez III). Tras una serie de señales “divinas” se encuentra nuevamente con él, pero después de la chispa inicial, su ex debe volver a su casa, el pequeño pueblo de West Covina, California.

Rachel no lo duda y lo persigue, buscando ese espacio de felicidad que le había sido esquivo. Su llegada a West Covina levanta algunas dudas, pero luego deja entrever sus intenciones, la búsqueda de la felicidad y de los que nos hace estar tranquilos.

Crazy Ex Girlfriend es una comedia musical, pero no cae en el lugar común de otras series que han abusado de la música y los bailes estilo Broadway. Acá cada tema tiene su fin y trata ideas que no siempre se plantean, especialmente los problemas desde la perspectiva de la mujer.

El tema Sexy Getting Ready Song es la muestra clara del tono estilístico de la serie, se trata de todos los distintos y dolorosos procesos de belleza que una mujer debe enfrentar para salir; en medio de la canción, un rapero termina horrorizado y dice “esto me ha cambiado para siempre” y termina con “tengo que ir a disculparme con algunas perras”.

Crazy Ex Girlfriend está llena de color y humor; demuestra la lucha de una mujer por reconstruir su vida y buscar la esquiva paz interior a través del amor. Inicialmente cree que va a encontrarla a través de una persona, pero en el camino se dará cuenta de que el tema pasa más por su crecimiento como persona.

Revisa aquí el talento musical de Rachel Bloom: