A finales de 2016, todo el catálogo de Netflix será considerablemente más rápido y tendrá mejor calidad de imagen, especialmente en conexiones lentas. Se trata de una nueva tecnología de codificación que ya se está aplicando y que ayudará bastante a todos los usuarios del servicio. Según explica el sitio web de tecnología Gizmodo.

Para el nuevo algoritmo, el contenido se ajustará a cada archivo separadamente en vez de ser realizado de manera global. Esto hará que cada producción seleccionada llega de una manera diferente a cada usuario, teniendo en cuenta incluso la cantidad de escenas de acción, detalles y texturas de cada trabajo. El resultado es que el tráfico global de Internet disminuirá y las conexiones más lentas (menos de 2 MB / s) tendrá acceso a contenido de alta definición, algo que hasta ahora no era posible. Los que tienen conexiones más rápidas podrán ver más fácil, por ejemplo, el contenido de 4K. Todo esto gastando menos ancho de banda.

“Nosotros queremos mejorar no sólo la calidad visual de las películas y series para todos los usuarios, queremos proporcionar una mejor experiencia para el streaming.”

Dijo Anne Aaron, jefe del departamento técnico de la empresa.

El tamaño de cada película disminuirá y proporcionará, por tanto, que una casa puede tener contenido simultánea ejecutándose en una mayor calidad con una reducción drástica en el consumo de bytes. Hoy en día el 30% del catálogo Full HD ya cuenta con esta nueva tecnología de encriptación, que tarda más en hacerse, pero da mejores resultados en cualquier plataforma.