Black Mirror: El espejo negro que nos refleja

Por @iluvatar84

Black Mirror es una miniserie que por momentos es difícil de seguir, a veces duele saber que puede pasar al final de cada capítulo. No obstante, tiene historias que nos conmueven, que nos impactan, que nos indignan, y por momentos, en algunos capítulos provoca un efecto nauseabundo y deja un mal sabor en la boca. De alguna manera terminé por engancharme de esta miniserie, que me hacía reflexionar acerca de lo cercano que estamos a vivir algo parecido a lo que vemos en pantalla.

En lo formal, Black Mirror es una miniserie británica de ciencia ficción, que tiene siete episodios divididos en dos temporadas, más un episodio especial de Navidad. Son capítulos que duran alrededor de una hora, muy en la onda La dimensión desconocida. Cada capítulo cuenta una historia diferente, por lo tanto, uno puede ver los capítulos en el orden que quiera. Sin embargo, no se los recomiendo, más adelante les diré por qué.

A pesar de que cada capítulo es totalmente diferente del anterior, podríamos decir que la temática o el trasfondo de todos apunta en la misma dirección: reflejarnos como sociedad y mostrar el vacío mundo al que nos puede llevar la tecnología; evidenciar el poder de las redes sociales y cómo, a pesar de que cada vez estamos más interconectados, tenemos la sensación de sentirnos más solos.

Podemos situar al menos un par de capítulos en el mundo actual, y el resto en un futuro cercano, muy cercano. Debido a que cada capítulo es diferente, no puedo comentar la historia de la serie como un todo, por eso a continuación daré una breve reseña de cada capítulo (sin spoilers), y cuál es, a mí modo de ver, la “moraleja” de la historia.

Primera temporada

Capítulo 1 – El himno nacional: ¿Qué pasaría si para salvar a una joven princesa del imperio británico, amada por todo su pueblo, el Primer Ministro tuviese que practicar un aberrante acto de zoofilia frente a toda la nación? ¿Lo haría?, ¿es necesario? ¿Qué es más humillante, dejar morir a un inocente o ponerse en vergüenza frente a todo el mundo?

Este capítulo se sitúa en el mundo actual, la temática principal de este capítulo está enfocada en el poder de las redes sociales y en la masificación de las noticias a través de nuestros aparatos móviles. También desnuda lo frágil que puede ser una nación, sin la necesidad de ninguna guerra.

Capítulo 2 – 15 millones de méritos: En un futuro cercano, los humanos están forzados a trabajar pedaleando todo el día una bicicleta estática y así crear energía para sustentar el mundo en el que viven.

Este capítulo es una versión 2.0 del famoso mito de Sísifo, condenado por toda la eternidad a subir una roca por la colina, sólo para verla caer al final del día y así empezar nuevamente al día siguiente. La principal reflexión de este capítulo es el absurdo de los actos cotidianos y de lo difícil (o imposible) que es romper esa cadena invisible que nos ata. Es también una crítica a los medios de comunicación y a los programas de televisión de tele-realidad.

Capítulo 3 – La historia completa de ti: En este capítulo la mayoría de las personas tienen un implante en sus ojos que permite grabar todo lo que ven y lo almacenan en discos virtuales a los que pueden acceder cuando quieran. Así pueden revisar o mostrar diversas situaciones de su vida. Sin embargo ¿qué pasa cuando hay secciones de nuestra vida que no queremos mostrar? Este episodio nos hace reflexionar acerca de la pérdida de la privacidad, de cómo la tecnología, que puede ser muy útil en muchos casos, se vuelve en contra nuestra cuando no queremos que lo más íntimo de nuestra existencia sea revelado. 

Segunda temporada

Capítulo 1 – Ahora mismo vuelvo: Luego de un accidente de tránsito donde muere su pareja y futuro padre de su hijo, una mujer decide probar una aplicación que lo trae a la vida virtualmente.

La principal reflexión de este episodio es, por un lado, cómo lidiamos con la muerte y, por otro, si realmente somos lo que mostramos a través de las redes sociales, o si en realidad estamos mostrando a un personaje.

Capítulo 2 – Oso blanco: Una mujer despierta en una casa vacía, no recuerda nada de su vida ni cómo llegó ahí. Además, las personas a las que ve en el camino no se comunican con ella. 

El remate de esta historia es ingenioso, y espeluznante a la vez, nos hace preguntarnos si hay personas que merecen pasar por algo así y si es posible que como sociedad dejemos que esto suceda.

Capítulo 3 – El momento de Waldo: Waldo es un personaje animado irreverente, vulgar, pero falso, que tiene un pequeño espacio en un programa de televisión, y paulatinamente se vuelve más y más popular. Quien lo interpreta es un fracasado humorista atrapado en este personaje.

Waldo es un personaje que se burla del mundo actual, y que un buen día quiere ser primer ministro. Es así como este episodio se burla de la política y del poder de las comunicaciones.

Capítulo especial de Navidad

Blanca Navidad: Dos hombres estarán, al parecer, por una larga temporada en una cabaña rodeada de nieve y sin ninguna posibilidad de salir, puesto que están ahí para cumplir una especie de condena. Es así que uno de estos personajes, Matt, (interpretado por Jon Hamm) decide hacer una cena especial de Navidad para Joe (Rafe Spall), en la cual se revelarán sus secretos y explicarán por qué terminaron en esa cabaña.

Este capítulo, a mí parecer, el más impactante de todos, el que se lleva el premio a mejor capítulo. En un principio la premisa es sencilla; no obstante, al ir ahondando en el pasado de cada personaje, nos vamos abriendo a un mundo en donde la tecnología ha hecho que nos deshumanicemos a tal punto que las discusiones de pareja pueden ser simplemente bloqueadas por uno de los dos participantes, para así evitar hablar de cosas que no nos interesen.  Por otro lado, nos hará preguntarnos si un sistema operativo que habla como nosotros, “siente” como nosotros, y se ve como nosotros, puede ser humano en sus reacciones y si es moralmente permitido que deliberadamente lo hagamos sufrir.

Como les comenté antes, pueden ver los capítulos en el orden que más les guste: de principio a fin (como lo hice yo) o desordenadamente. Mi consejo es que sea cual sea el orden que elijan, dejen para el final el capítulo especial del Navidad, ya que constituye el cierre ideal para las excelentes historias de las dos temporadas.

Para finalizar, es pertinente mencionar que Black Mirror, espejo negro en español, debe su nombre a una alusión a los televisores o a los smartphones actuales, que son negros cuando están apagados, pero que si nos acercamos lo suficiente, nos vemos reflejados en un plano color negro. El nombre de la serie, entonces, es una metáfora, porque refleja lo oscuro de nuestra sociedad actual.

Antes de terminar, esta serie está en Netflix, así que vaya ahora a su smart TV, PC, y/o smartphone más cercano y presione play.

0 Comentarios ¿Quieres opinar? →