“Parece que, por primera vez, tiene el control y realmente se siente bien”. Sansa Stark promete sorprender a los espectadores en la séptima temporada de Game of Thrones.

La actriz Sophie Turner habló con Entertainment Weekly e informó de que el trauma que obsesionaba a Sansa hasta la sexta temporada, especialmente su matrimonio forzado con el psicótico Ramsay Bolton el año anterior y las consecuencias de ello, resultó en un personaje más seguro y de postura combativa

“Está teniendo una especie de alardes de jefa. Pero también se está volviendo más insegura porque el poder que ostenta se ve amenazado”

adelantó Turner.

Ya sabemos que muchos personajes se verán cara a cara en la séptima temporada de la serie. “Lo que más me emociona sobre esta temporada es que los personajes principales se están juntando y parece que las cosas están empezando“, explica Sophie Turner.

Con sólo 13 episodios para el cierre de la serie (siete en la séptima temporada, seis en el octavo), la actriz dice que todos los eventos se están construyendo para aumentar las expectativas de la gran conclusión.

“Es muy emocionante y parece que todo está llegando a su final”.

0 Comentarios ¿Quieres opinar? →