La primera temporada de Stranger Things tuvo un toque más ligero y está clasificada para mayores de 16 años. Muy distinta a la idea original de una serie con mucho más violencia y para mayores de 18 años.

En una entrevista con Vulture. Los creadores de la serie, los hermanos Duffer, comentaron al respecto:

“El personaje de Eleven, y el tipo de superpoder que ella tiene, eran mucho más violenta, no era como ET en una situación feliz. Ella, originalmente, habría matado a personas y asesinado brutalmente. El piloto original era mucho más violento. El tono de la serie era para mayores de edad. El personaje de Winona (Ryder) también usaba muchas groserías. Nos pareció que era un poco innecesario. No siento que hemos sacrificado mucho para dejar mejor la serie”.

La historia de la primera temporada de Stranger Things se encuentra en la tranquila localidad de Hawkins, Indiana, y habla de la extraña desaparición de un niño. La madre del niño (Winona Ryder) sale en busca de su hijo con la ayuda de las autoridades locales, pero las investigaciones resultan en una serie de misterios que implican experimentos secretos del gobierno, eventos sobrenaturales y una niña llena de secretos.

La serie aún no tiene una fecha de estreno prevista

0 Comentarios ¿Quieres opinar? →