Hace casi tres años atrás, se anunciaba que Marvel había llegado a un acuerdo con Netflix para realizar 60 capítulos que se distribuirían en cinco series cuyos protagonistas serían superhéroes poco conocidos de la editorial. Así, el arreglo nos permitiría ver a Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist en series individuales de trece capítulos cada una; además de una producción final, de ocho episodios, que reuniría a los cuatro superhéroes como un equipo llamado “Los Defensores”. Hoy, con tres de las series individuales ya estrenadas (una de ellas con una impensada segunda temporada) y a poco más de un mes de la cuarta, el proyecto Defensores se encuentra más cerca que nunca.

Como ya notarán, Marvel repitió la fórmula del cine en la pantalla chica, y, de momento, le ha funcionado a la perfección. Daredevil es considerada una de las mejores series de superhéroes del momento (para muchos, la mejor), mientras que Jessica JonesLuke Cage han sabido posicionarse en un lugar muy alto, como producciones de alta calidad por lo distintas que fueron sus temáticas: violencia contra la mujer y representación de la raza negra.

A pesar de aun no tener fecha oficial de estreno, lo más probable es que The Defenders llegue a mitad de año; entre junio, julio y agosto. Por esto hoy hablaremos de la producción que será el cierre de un proyecto pensado por Marvel hace unos años y que, felizmente, ha sido muy exitoso.

Primero, creo que muchos de ustedes se han hecho la pregunta del millón de dólares ¿es necesario ver las otras cuatro series para entender The Defenders? Realmente, no lo sé. La serie aún está en producción, por lo tanto, aún no la veo, así que no sabría decirles qué tan importantes serán los hechos ocurridos en las producciones anteriores para la trama, pero si tomamos como ejemplo lo que pasa con The Avengers (2012) en el cine, podríamos creer que no, no es necesario ver las otras series.

El primer gran crossover de superhéroes en el cine contaba con una historia propia que comenzaba y terminaba ahí, por lo tanto, era posible verla solamente sabiendo que se trataba de superhéroes y conocer algunos detalles generales de cada uno. Sin embargo, no deja de ser muy cierto que ver las películas previas te permite disfrutar mucho más el film, además de prepararte un camino de exitismo y pasión de cara al gran evento. Yo por ejemplo, la primera vez que vi The Avengers no había visto las películas individuales, y no pude pasar la primera media hora. Sin embargo, más adelante la vi habiendo visto todas las otras y la experiencia fue totalmente distinta. Totalmente distinta.

Si sirve de antecedente, ahí lo dejo.

Este adelanto, presentado en la San Diego Comic Con realizada en julio de 2016, es de momento el único material audiovisual de la serie. En el teaser no se ven imágenes de la serie, porque hasta ese momento aún no había comenzado siquiera a producirse, pero sí entrega algunas pistas de lo que podría ser la trama de la serie. Si haz visto las adaptaciones anteriores, de seguro podrás suponer de lo que hablo, si no es el caso, probablemente sea un simple anuncio para ti. ¿Cuáles son esas pistas? Te las diré a continuación, pero ojo, que podrían contener spoilers de la serie.

El teaser comienza mostrándonos afiches y letras alusivas a los cuatro superhéroes, todo esto mientras suenan fragmentos de Come As you Are, de Nirvana. Como papeles pegados a una pared de cemento, los afiches se van desprendiendo y, sin darnos cuenta, hacia el final forman una gran mano, con la palabra “Defend (defender)”, que cubre un plano de New York. En paralelo, oímos una voz que dice: “¿Creen que cuatro de ustedes pueden defender New York?, no pueden defenderse ni a ustedes mismos“.

Insisto, si no haz visto las series, esos dos detalles pueden ser nada; si las haz visto, es mucho. Que se forme una mano no es coincidencia (o no debería serlo), porque el principal adversario que enfrentó Daredevil en su segunda temporada fue una agrupación ninja llamada The Hand (La Mano) cuyo objetivo, justamente, era instalarse clandestinamente en New York. Además, la voz que habla claramente es la de Stick, el que fue presentado en la primera temporada de Daredevil. La importancia de este personaje es que se trata de quien le enseñó Artes Marciales a un pequeño Matt Murdock y que, en la segunda temporada, hace presencia justamente cuando La Mano comenzó a acechar New York. Más claro, echarle agua.

De momento, de la serie no se sabe más que eso. Hace unas semanas tuvimos las primeras declaraciones oficiales, sin embargo, no fueron nada más que algunas orientaciones sobre lo que será el rol de cada héroe en el show. Pero detalles reales, ninguno. Sólo que Sigourney Weaver será la principal antagonista, llevará el nombre de Alexandra y que su personaje, según lo que se ha dicho, no existe en los cómics. Por lo pronto, tener algo nuevo se ve complicado, porque sería contraproducente mostrar algo antes del estreno de Marvel’s Iron Fist, que será el 17 de marzo.

Para ir cerrando, y volviendo a la pregunta inicial, creo que ver las anteriores series de Marvel en Netflix no es necesario para entender The Defenders, sin embargo, creo que si quieres disfrutarlas al máximo (y sino, también) el mejor favor que te puedes hacer es verlas. Y si aún así te da flojera, creo que Iron Fist sí debería ser un requerimiento porque, según las declaraciones emitidas hace unas semanas por los protagonistas, se puede suponer que algún acontecimiento ocurrido en esa serie desencadenará parte del conflicto central de la adaptación grupal de Netfilx.

¿Será verdad? Tiempo al tiempo.


A pesar de no tener fecha oficial de estreno, se especula que los ocho episodios de The Defenders estarán disponibles, en Netflix, durante el segundo trimestre de este año.

0 Comentarios ¿Quieres opinar? →