Luego de 17 años de películas inspiradas en personajes del mundo de los X-Men, Fox y Marvel Television iniciaron en 2017 un trabajo en conjunto para llevar a los mutantes a la pantalla chica. Se optó por mostrar personaje e historias distintos a los vistos en cines, razón por la que el primer producto fue la aclamada Legion (cuya reseña puedes leer acá), que muestra la tormentosa vida del hijo del Profesor X, David Haller. Mientras que la segunda, The Gifted, es la que nos convoca en esta ocasión.

A diferencia de la producción de Noah Hawley, donde el centro es la cabeza y traumas del personaje interpretado por Dan Stevens, The Gifted se inserta en la sociedad norteamericana actual de principio a fin. La serie comienza cuando la familia protagonista, los Strucker, descubren que sus hijos tienen poderes mutantes luego de un incidente en su colegio. Ante la persecución del Estado (específicamente Sentinel Services) se unen a una red clandestina de mutantes, que sirve como casa de acogida a portadores del gen x perseguidos, injustamente encarcelados o abandonados por sus familias.

The Gifted se preocupa de los mutantes que habían sido olvidados por el cine, aquellos que no tienen los recursos de los X-Men, ni trajes de combate, ni aviones. Por esto, su principal atractivo es que fácilmente podría ser la historia de cualquier minoría en el contexto político estadounidense actual. Inmigrantes, homosexuales y mujeres son reflejados en diálogos que se refieren a la imposibilidad que tienen algunas personas de vivir normalmente, solo por ser diferentes a quienes están en las posiciones de poder.

A pesar de que tener un buen comienzo y contar con solo trece episodios, el programa cae en algunos clichés de las series de superhéroes televisadas. Capítulos que se limitan a ser una misión nueva en cada semana y tramas secundarias que poco aportan al argumento principal son cosas que le restan puntos, sin embargo, la segunda parte de la temporada logra recuperarse para subir el nivel y terminar arriba.

A medida que avanzan los episodios del programa que en Latinoamérica fue transmitido por Canal Fox, se puede ver una historia más dura y polarizada, donde se presentan a dos grupos muy marcados: aquellos que quieren eliminar lo que les parece una amenaza, y los perseguidos, que ante los limitados recursos que tienen se ven cada vez más acorralados.

En un programa que busca poner a los mutantes lo más cerca de nuestra realidad, vemos marchas que terminan con graves incidentes o “Purificadores”, que vendrían siendo una especie de Ku Klux Klan anti mutantes. No obstante, lo más destacable comienza a aparecer en el último tramo de la temporada, cuando los discursos políticos y científicos se unen para presentar a los mutantes como el salto evolutivo que podría significar la extinción del Homo Sapiens, razón por la que hay que evitar su propagación a toda costa.

The Gifted se desmarca completamente de lo hecho por las películas o de Legion, por lo que no es necesario ver nada antes para comenzar a verla. No presenta a los clásicos héroes o villanos de los cómics, pero sí hace referencias a los X-Men como un grupo que alguna vez ayudó a los mutantes (pero que desapareció) y a la Hermandad de Mutantes (villanos liderados por Magneto), que acá son presentados como un grupo terrorista de alta peligrosidad.

En conclusión, The Gifted se presenta como una nueva alternativa para abordar las temáticas que permiten las historias de los X-Men, y si bien cae en algunos de los vicios de las series de acción televisadas, su lejanía de la franquicia cinematográfica le da las libertades suficientes para ser un producto auténtico, interesante y que tendrá grandes desafíos para seguir creciendo de cara a la ya confirmada segunda temporada.

La primera temporada de The Gifted está disponible en la App de FOX.