Oscuro Claro

The Walking Dead puede que ya haya contado muchas historias, pero aún no lo suficiente como para detenerse por completo. Su décima temporada, que debutó en FOX y FOX Premium Series, comienza con un pie en el mismo caos al que los espectadores están acostumbrados desde el comienzo de la serie, por más acostumbrados que estén todos los núcleos de personajes a la inconstancia que impregna sus vidas.

El primer episodio ya muestra cuál será la mayor amenaza de la temporada y fija cada zona donde se encuentran los grupos, ya sea en Alejandría o en Oceanside. Y aunque Danai Gurira ya ha afirmado que la presente temporada será la última como Michonne, el protagonismo del personaje se está haciendo visible, algo que comparte sobre todo con Daryl (Norman Reedus). La 9ª temporada no eligió exactamente un personaje para ser el líder que Rick Grimes (Andrew Lincoln) fue desde el principio, pero todo parece seguir una dirección más clara en el 10º año… o, al menos, eso intenta el regreso de la serie.

La vida tiene que continuar y eso es lo que ha estado sucediendo desde la segunda mitad de la temporada 9, pero el dolor de algunas pérdidas todavía se siente, especialmente el de Rick en los momentos en que Michonne trata con sus hijos Judith y Rick Junior. Aunque el pasaje temporal no es tan evidente como el anterior (que tenía 6 años), ya se pueden sentir algunos cambios: como la delicada relación de Ezequiel y Carol, que viajaron por un tiempo para lidiar con el dolor de Henry, y Negan, con su pelo un poco más largo y su comportamiento más pacífico en Alejandría (aunque sigue encarcelado).

El título del episodio (Lines We Cross: Líneas que cruzamos) indica que pronto se producirá una posible confrontación, y que probablemente será liderada por el grupo liderado por Michonne contra los Susurradores. Alpha aparece rápidamente en una de las escenas más tensas del episodio, mientras que Carol está impaciente por respetar la línea que divide a ambos grupos, ¿es suficiente? La hija de Alpha, Lydia, no está 100% cómoda en Alejandría, pero se puede ver que una parte del personaje quiere «encajar» en el grupo, especialmente por la buena relación que ha creado con Daryl.

La parte de acción del debut de la 10ª temporada, como en la mayoría de los episodios, está bien ejecutada. Vemos una pequeña cantidad de zombis que quieren atacar a Michonne, Daryl y compañía en el clímax del episodio, pero la seguridad de todos habla más fuerte, especialmente la apertura del capítulo muestra nada más, nada menos que un día de entrenamiento contra zombis en Oceanside.

Pero no lo vamos a negar, escribimos esta reseña de The Walking Dead en medio de un poco de desánimo, decepcionados y preocupados por un comienzo de temporada lleno de los defectos habituales de la serie. Honestamente, de una serie que necesitaría nueva sangre vital, esperábamos un debut más convincente y menos perezoso. Demasiado espacio para personajes incoloros, secuencias de zombis forzada. Lástima, porque el nuevo escenario y la intolerancia de gente como Negan, Daryl y Carol ofrecen material narrativo intrigante.

The Walking Dead regresa mostrando que cuanto más controlado sea el caos, mejor. Aunque sea inminente y más cerca de lo que parece mientras los Susurradores están todavía por ahí. Aunque no podemos dejar de demostrar nuestra preocupación que, al parecer, está quemando sus últimos cartuchos y no tiene nada nuevo que ofrecernos.

¿Dónde ver The Walking Dead, temporada 10?

La serie se emite todos los domingos, simultáneamente con Estados Unidos, por FOX Premium Series y el Lunes por la señal regular de FOX, Además está disponible en la App de FOX.

Artículos relativos
Send this to a friend