community

[OPINIÓN] ‘Community’ y el sin sentido bien pensado

Hay pocos programas de televisión que realmente pueden permanecer en la historia. Grandes dramas y comedias inolvidables han entrado en el corazón de los espectadores gracias a una serie de factores creativos y culturales que no deben subestimarse. Otros, en cambio, han pasado un poco ‘a escondidas’, ciertamente conquistando un gran público, pero sin llegar a ser icónicos, a pesar de tener todas las cartas sobre la mesa para brillar.

Community es un ejemplo perfecto. Amada por sus fans, pero no universalmente conocida, es una comedia que no tiene nada que envidiar a los títulos más famosos ni por la calidad del guión y las actuaciones, ni por el componente cómico. Netflix ha decidido incluir las seis temporadas en su catálogo, dando a Community la visibilidad que merece. A partir del 1 de abril de 2020 los fans pueden ver todos los episodios en la plataforma, mientras que los recién llegados podrán disfrutar de esta pequeña obra maestra de Dan Harmon (su creador) en un emocionante maratón. ¿Necesitas más razones para lanzarte de cabeza a esta serie? ¡Aquí está su historia y las razones de su éxito!

Las mejores historias, incluso las aparentemente más absurdas, tienen un pequeño fundamento de verdad. Dan Harmon encontró la inspiración para la creación de Community a partir de su propia experiencia personal, de un episodio particular de su época universitaria. Después de inscribirse en el Colegio Comunitario de Glendale, Harmon participó en un grupo de estudio de individuos muy diferentes. La diferencia de personalidades entre los miembros no impidió, sin embargo, el desarrollo de una buena amistad, a pesar de la propia reticencia de Harmon. Este episodio de su vida fue el alma de Community, escrito en memoria de esos años y emitido por la NBC desde 2009. Los lados más espinosos de su personalidad han llevado a la creación del protagonista, Jeff Winger, egocéntrico y vanidoso abogado falso que debe recuperar su título para poder volver a ejercer. Para cortejar a una estudiante, Jeff la invita a estudiar español con él, pero la reunión se convierte en un improbable grupo de estudio, en el que participan otras cinco personas, lo que dará lugar a una extraña amistad.

Lo que se desprende de la visión de los primeros episodios de Community es que no se trata de una comedia como muchas otras, sino de un proyecto original de escritura, sistema de personajes e inventiva. Dan Harmon logra transformar un encuentro casual en una historia en continua evolución, con episodios que nunca son iguales a sí mismos y con un componente moral que no se da en absoluto por sentado. Cada personaje nace de un trabajo de escritura increíblemente sólido, en constante equilibrio entre la comedia y la intensidad emocional.

El proyecto de Harmon continúa sin interrupciones hasta 2012, cuando la NBC decide despedirlo y confiar la gestión de Community a los productores David Guarascio y Moses Port. Harmon vuelve a dirigir la quinta temporada, antes de que la estación televisiva cancele la serie. La serie sólo llega a una digna conclusión en 2015, cuando Yahoo! decide rescatarla para una sexta y última temporada, lo que pone fin a las aventuras de Jeff y sus compañeros de equipo en el Greendale Community College.

Community puede ser considerada una comedia memorable no sólo por sus polifacéticos y divertidos personajes, sino también por un guión extremadamente variado que demuestra la ferviente imaginación de Harmon. Community potencia la simplicidad, haciendo que incluso los acontecimientos más irrelevantes de la vida se conviertan en algo épico: la construcción de un fuerte de mantas y almohadas se convierte en una verdadera guerra, el lanzamiento de una nueva aplicación da vida a un sistema elitista entre los estudiantes y así sucesivamente. No es por eso que la narrativa de la Community se basa en nada. La trayectoria de cada personaje se caracteriza por importantes implicaciones y un notable crecimiento, que es digno de ser contado, aunque algunas cifras hacia el final de la serie no siempre respetan toda esta evolución.

A la exaltación de la sencillez se añade también la densa red de referencias y homenajes a otras obras televisivas y cinematográficas, realizadas por el apasionado Abed. Hay muchas referencias a productos de éxito como Breakfast Club, Pulp Fiction, Glee, Doctor Who, Cougar Town, Law & Order, The Muppets y muchos otros que el espectador puede divertirse encontrando.

Community es, en definitiva, una experiencia inmersiva, divertida y atractiva, que no siempre consigue mantener la atención del espectador en los últimos episodios, pero que conlleva una evolución generalmente consistente e importante de las situaciones y los personajes. Su crecimiento proporciona muchos indicios para reflexiones morales de cierta importancia, entre las cuales – incluso sin bondad o trastornos psicológicos de las figuras en juego – destacan valores como la amistad, la aceptación de lo «diferente» y la comprensión de los demás.

Community está disponible íntegramente en Netflix.

Nos gusta la televisión. Amamos, comemos, rezamos y, ademas, vemos televisión. Canales nacionales, series internacionales, criticar, alabar... y ver televisión.

Send this to a friend