arrowverse arrow

Los inmensos cambios que tendrán las series de Warner Bros. tras el Coronavirus

Después de detener todas sus producciones por el Coronavirus, Warner Bros. TV se prepara para volver a la pista, o al menos, tratar de encontrar un plan de acción para cuando llegue el momento. Entonces, ¿cómo cambiará la producción televisiva en el futuro inmediato?

Según Variety, el pasado miércoles los presidentes de Warner Bros. Television Susan Rovner y Brett Paul mantuvieron una videoconferencia con showrunners, productores ejecutivos y en general con los equipos creativos/productivos de las diferentes empresas que operan bajo la marca Warner para ponerlos al día sobre las posibles nuevas medidas a tomar una vez que sea posible volver al plató.

«Estamos trabajando duro para volver al trabajo, estamos todos preparados«, habrían dicho los dos, a pesar de que todavía no se conoce una posible ventana de tiempo (pero también se supone un retorno previo al descubrimiento de una vacuna):

«Nuestro objetivo es hacer lo que podamos con lo que tenemos, respetando siempre el qué y el por qué de lo que no podemos hacer. Y para nosotros incluso una pérdida es una pérdida de más, especialmente si podemos prevenirla, o ayudar a prevenirla».

Por eso, cuando se le permita volver a filmar, habrá muchas diferencias a las que acostumbrarse, en todos los niveles de producción.

En lo que respecta a las salas de redacción y al casting, por ejemplo, éstas permanecerán virtuales hasta una fecha por fijar, al igual que la mayor parte de la postproducción, por lo que también estamos hablando de una mezcla entre trabajo inteligente y oficinas con personal reducido y estrictos criterios de distanciamiento social a seguir.

No habrá visitas guiadas en el set, ni público para las sitcoms. Se recomienda la contratación de directores locales, y probablemente se reducirá la presencia de guionistas en el set. Los actores tendrán que limitar los viajes en sus días libres, y habrá menos extras en el escenario (probablemente se añadan multitudes de personas en post-producción).

Las horas de trabajo también se verán afectadas, sobre todo en vista de las diversas normas de seguridad que deberán aplicarse diariamente, como el control de la temperatura corporal y las pruebas de positividad, y los borradores de producción deberán entregarse lo antes posible.

Todos en el set, con la excepción de los actores en el escenario, tendrán que usar guantes y máscarillas, y posiblemente también trajes de sanidad, la pausa para el almuerzo será escalonada, siempre respetando las pautas.

Pero los nuevos protocolos también afectarán las tramas: es posible que en el futuro tengamos menos escenas de amor o de combate cuerpo a cuerpo, y las que se mantengan deberán ser diseñadas de tal manera que no se violen las reglas de distanciamiento social y no se arriesgue la seguridad de los actores involucrados.

Rovner concluyó:

«Seamos claros: nadie dice que The Flask deba combatir el crimen y a los malos con una conferencia vía Zoom directamente desde su habitación. Sería un episodio realmente terrible. Pero lo que estamos diciendo es que vamos a tener verdaderos desafíos por delante, y no podemos simplemente volver a la normalidad».