glee mark salling

¿La «maldición» de ‘Glee’?

La serie de televisión Glee, que acaba de cumplir 10 años, es una historia cuya desgracia trasciende la de la belleza de su música, por desgracia. De hecho, la serie de Ryan Murphy ha pasado a la historia como la serie «maldita», debido a las muchas historias que podrían rozan lo absurdo. Entre muertes, suicidios, desapariciones, escándalos y peleas en el set, no es difícil entender por qué se la considera «maldita», pero veamos en orden todos los acontecimientos que han llevado al público a definirlo como tal.

Todo comenzó en 2013 cuando Cory Monteith, de 31 años, que interpretaba al atlético Finn Hudson en la serie, fue encontrado muerto. El actor, que estaba comprometido con su co-protagonista Lea Michele, fue encontrado muerto en una habitación de hotel en Vancouver. Murió por ingerir una mezcla letal de alcohol y heroína. La noticia sorprendió a los fans de la serie, obligando incluso a los guionistas a hacer un repentino cambio de dirección.

En 2014, Matt Bendik, el novio de la actriz de Glee, Becca Tobin (la estrella de Kitty Wilde), también muere. Ese mismo año, Melissa Benoits (que interpretó a Marley Rose en la serie) hizo una acusación de violencia. La actriz reveló al mundo que su ex le pegaba, pero sin dar nombres. Muchos creían que era Blake Jenner quien, aunque no fuera a propósito, era un colega suyo en la serie.

En enero de 2018 Mark Salling, que hacía del chico malo del grupo Noah Puckerman, murió. La estrella de Glee fue acusada de pornografía infantil. Su muerte fue declarada un suicidio, el demandante se quitó la vida poco antes de su sentencia. Admitiendo su culpabilidad, Salling confesó poseer aproximadamente 25.000 imágenes de niños durante actos sexuales. La pena máxima era de 20 años de prisión, pero el acuerdo redujo finalmente la sentencia a 4 ó 7 años, seguidos de 20 años de arresto domiciliario.

Más recientes son las acusaciones contra Lea Michele, la estrella de la serie. Las acusaciones provienen directamente de sus colegas, que la han definido como una verdadera «tirana» en el set. Todo comenzó el mes pasado, en junio de 2020, cuando Samantha Ware la acusó de hacer de Glee un «infierno». Luego se le unieron otros intérpretes de la serie como Alex Newell, Amber Riley, Melissa Benoist y Heather Morris.

La más reciente y triste noticia es que Naya Rivera, Santana López en la serie, desapareció durante un viaje al Lago Piru, California. La actriz había alquilado un barco para ella y su hijo de 4 años, que más tarde fue encontrado ileso a bordo por una persona del lugar. El chico dijo a las autoridades que su madre se había «ido a nadar», pero que nunca volvió al barco. Hasta el cierre de esta nota, la búsqueda finalmente logró dar con el cuerpo sin vida de la actriz.