netflix

[REVIEW PARTE 1 TEMPORADA 5] ‘Lucifer’ sigue cautivando en su estilo

Nop, Lucifer no inventó la rueda: empezando como una serie con la habitual pareja infalible de investigadores unidos por una inexplicable atracción mutua, se ha distinguido entonces por su brillantez, su humor, por un nuevo elemento sobrenatural casi siempre manejado de manera sagaz y, sobre todo por su protagonista: Tom Ellis, capaz de llevar el ritmo de la historia como pocos pueden hacerlo. Sin excepción la primera parte de la quinta temporada, ampliamente esperada y que finalmente llegó a Netflix el pasado 21 de agosto. Llenó de giros, drama, comedia y acción los primeros ocho episodios de la serie.

En los ocho episodios que componen la primera parte de su quinta temporada hay de todo: un gemelo malvado (interpretado por Tom Ellis) ampliamente anticipado por el tráiler oficial, un peligroso asesino en serie, un salto al pasado en un episodio de cine negro (el cuarto que, al profundizar en la historia de El laberinto de Lesley-Ann Brandt, es mucho más que un simple ejercicio de estilo) y una revelación sobre Chloe (en la que no nos detendremos para no estropear la sorpresa a los que aún no han visto el segundo episodio) son sólo algunos de los muchos trucos que enriquecen la historia y, en última instancia, la hacen relativamente convincente.

Una vez más, lo que marca la diferencia es Ellis, que en esta quinta temporada hace doblete interpretando tanto al conocido Lucifer Morningstar como a su malvado hermano gemelo Michael, capaz de manipular a la gente encontrando su lado más débil. Si el truco del «hermano gemelo» pudiera parecer algo ya visto, Ellis ha sido capaz de deslizarse hábilmente entre los dos personajes transmitiendo muy bien tanto las habilidades diabólicas como la visicitud de Michael, haciendo que lo odiemos profundamente.

En general, sin embargo, esta primera parte de la quinta temporada ha satisfecho a los amantes de los sentimientos, profundizando la emotividad de todos los personajes, sin excluir a nadie, planteando nuevos retos también a los demás miembros del reparto.

A pesar de la debilidad de algunas historias secundarias (los que han visto lo entenderán: ¡pobre y desafortunada Ella!), Lucifer logra la hazaña de mantener alta la atención de los fans y conservar esa frescura derivada sobre todo de la tensión entre sus dos protagonistas (finalmente llegar a una conclusión largamente esperada). El final termina con un ligero y débil «cliffhanger» pero que hace muy bien su trabajo proyectándonos directamente a la segunda parte de la temporada.

¿Dónde ver Lucifer?

La serie está disponible en Netflix.