hbo

[REVIEW] ‘The Third Day’: Un desconcierto que encanta

Después de interpretar al más joven y excéntrico Papa en The Young Pope y su respectiva secuela, Jude Law sigue agarrándole el gustito a la televisión haciendo una nueva serie de ahora junto a HBO para la miniserie The Third Day. Una creación creada por los guionistas Dennis Kelly (Utopia) y Felix Barrett, donde el actor estadounidense comparte elenco con Naomie Harris (28 días después).

En los primeros episodios de The Third Day (sabemos que después cambiará de protagonista) vemos el mundo a través de los ojos de Sam (Jude Law), un misterioso personaje de luto que encuentra refugio en un bosque. Durante su paseo, se cruza en el camino de una joven que intenta suicidarse. Sam la salva a tiempo y se ofrece a llevarla a casa a la pequeña isla de Osea, frente al río Blackwater en el este de Inglaterra. Allí descubre una comunidad autosuficiente, ligada a las tradiciones celtas. Debido a ciertos contratiempos, Sam decidirá quedarse con ellos por un tiempo y tomar el riesgo desconsiderado de permanecer prisionero allí para siempre.

Si hay algo en lo que HBO se ha especializado a lo largo de los años es en realizar prestigiosas miniseries, y con The Third Day, han dado en el clavo otra vez.  La miniserie juega la carta del misticismo al máximo, tanto en su escenario rural como en su estética poética. Con colores saturados y magníficas tomas naturalistas de Essex, The Third Day multiplica las secuencias alucinantes y siniestras, que recuerdan en algo a Midsommar de Ari Aster o en El Viaje de Chihiro de Estudio Ghibli, ya que algunas de las tomas se asemejan a las pinturas impresionistas, donde la naturaleza se filma como fuente de benevolencia y oscuridad. Visualmente, la miniserie de HBO es una monumental bofetada, que suspende el tiempo que se pasa en esta enigmática isla.

En medio de este viaje esotérico, Jude Law despliega una actuación de gran intensidad. Sam es un hombre profundamente perdido y traumatizado, en duelo desde la muerte de su hijo. En la isla de Osea, encuentra una especie de escapada efímera que le ofrece un refugio para sus demonios internos. Pero la atmósfera perniciosa y opresiva de este escenario utópico esconde en realidad otras criaturas (humanas) perturbadoras, cuya influencia sobre Sam crecerá poco a poco.

La serie deja una veintena de interrogantes del tipo ¿Quiénes son realmente estos aparentemente benevolentes isleños? ¿Por qué nadie está más preocupado por el intento de suicidio del joven Epona? ¿Y por qué demonios todos los elementos del destino mantienen a Sam atrapado en la isla? La miniserie profundiza en su misterio con lentitud y contemplación, sin caer en la alegoría plomiza del luto y la reconstrucción.

A pesar de sus innegables cualidades y su reparto metronómico, The Third Day pertenece a un nicho de obras que no gustarán a todo el mundo. Una parte del público debería encontrar la miniserie muy críptica, visualmente chillona y sobre todo, lenta. Pero para aquellos que les gusta perderse en un viaje cabalístico a las fronteras de lo extraño, entonces encontrarán un trabajo inteligente, atrevido y muy conmovedor, que habla con profundidad del luto y las dificultades de superarlo.

¿Dónde ver The Third Day?

La serie estrena sus episodios por HBO y HBO GO.