Oscuro Claro

Con la llegada de Disney+ a Latinoamérica, esta parte del globo tendrá la posibilidad de unirse a la monopólica fiesta que inició The Walt Disney Company hace un año. Su gran debut fue con The Mandalorian, que de momento es la propuesta que más destaca, pero ya en diciembre de este año se dará inicio a la aventura de otra gran marca perteneciente a la empresa norteamericana: Marvel.

En la San Diego Comic Con de 2019 se anunciaron las primeras series que el estudio produciría para el servicio streaming, vendiéndolas como una extensión, real y efectiva, del universo cinematográfico. Hago énfasis en esto último porque, en teoría, las series de Marvel en Netflix (Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage, Iron Fist, The Punisher y The Defenders) también compartían arco argumental con las películas, sin embargo, nunca superó una referencia breve y siempre desde las series hacia las películas, nunca a la inversa.

Por eso el caso que nos convoca hoy es diferente. Más grande, si quieren. En esta ocasión se optó por alargar las historias de personajes claves -y no tanto- de las películas, se inició con nombres conocidos (como Falcon, Wanda y Loki), pero con el paso de los meses se han sumado nombres «clase b», que si bien tienen larga tradición en las viñetas, nunca han asomado por las cámaras del live action.

Al momento de escribir estas palabras, Marvel Studios ha confirmado siete series live action y una de animación digital, de las que pasaré a hablarles para que tengan una idea de lo que puede venirse y lo que puede interesarles de la naciente etapa del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU).

WandaVision

El show protagonizado por Elizabeth Olsen y Paul Bettany será el debut de la Casa de las Ideas en el streaming. Con dos de los vengadores más antiguos a la cabeza, WandaVision se presenta como una sitcom que beberá de los clásicos del género para contar la historia matrimonial de Wanda Maximoff / Scarlet Witch y Vision, una de las pocas parejas que hemos visto en el MCU. Sin embargo, la cosa se pone interesante cuando recordamos que el androide está muerto, luego de que Thanos (el gran y último villano de los superhéroes) terminara con su vida al quitarle la gema que tenía en su frente. Con esto en mente la premisa del programa es tan simple como interesante: ambos superhéroes viven una romántica y doméstica vida que no es real.

Lo que tiene para proponer WandaVision viene de la mano del personaje de Elizabeth Olsen. En los cómics, la Bruja Escarlata tiene el poder de manipular las probabilidades y con ello la realidad, esto junto a una inestabilidad emocional que la transforma en una bomba de tiempo. En las películas se ha visto poco y nada de eso, sus habilidades se han limitado a «rayos» o «bolas» de energía de color rojo, que le han servido para mover cosas o personas. Sin embargo, desde su descripción oficial, la primera serie original de Disney+ parece ser la primera instancia en la que se explotará el verdadero potencial de la superheroína.

En las viñetas, la mayor manifestación de sus poderes ocurrió en House of M (Bendis, Coipel), historia en la que alteró la totalidad del universo Marvel, creando una realidad en la que los deseos de todos los personajes fueron concedidos. Esto se da porque Wanda descubre que los hijos que tuvo con Vision eran producto de su imaginación, lo que le genera una crisis nerviosa ante la que sus poderes comienzan a salirse de control, razón por la que los superhéroes «más inteligentes» deciden que lo más seguro es matarla. Su hermano, Quicksilver, se entera de esto y la convence de cambiar las cosas antes de que sea tarde.

Difícilmente adaptarán la historia propiamente tal, sin embargo, es muy probable que sea la principal inspiración para el programa. Durante los eventos de Avengers: Infinity War, Wanda tuvo que matar a Vision para que Thanos no consiga la gema, sin embargo, el villano ya era capaz de controlar el tiempo a gusto, por lo que lo trajo a la vida sólo para volver a matarlo. La traumática experiencia puede ser, fácilmente, el detonante para que el personaje interpretado por Elizabeth Olsen pierda la estabilidad mental, y emocional, que había mostrado en las películas. Hay quienes creen que el nombre alude justamente a eso, a una visión de Wanda, una ilusión.

https://www.youtube.com/watch?v=5sAF8q0_FqE&ab_channel=BestClips

Para quien no haya visto nada de Marvel y no esté interesado en ver 23 películas para meterse en la serie, le recomendaría las tres entregas en que nace y se desarrolla el romance: Avengers: Age of Ultron, Captain America: Civil War y Avengers: Infinity War. Y si tiene que priorizar solo una, que sea la última, que es el antecedente directo y, de alguna manera, contiene a las otras dos.

The Falcon and The Winter Soldier

Originalmente, este sería el programa con que se iniciaría el universo de Marvel en Disney+, sin embargo, cuando se lanzó el primer tráiler de WandaVision se confirmó que no sería así. Se podría decir que a razón de la pandemia se atrasó la post producción, sin embargo, me parece que el posponerla se debe a la propuesta: en un año donde cada estreno es una oportunidad única, puede ser que WandaVision tenga ideas más novedosas que The Falcon and The Winter Soldier. La serie protagonizada por Anthony Mackie y Sebastian Stan probablemente se acercará a las producciones de acción y espionaje más tradicionales. Eso no la hace menos interesante, pero sí una propuesta que, insisto, no aporta nada nuevo.

Con el Capitán América retirado luego de los eventos de Avengers: Endgame, la producción mostrará los inicios de Sam Wilson (Anthony Mackie) como el nuevo centinela de la libertad, luego de que el mismísimo Steve Rogers le heredara el escudo. Sin embargo, la historia se pone interesante cuando recordamos que esto ocurre en los Estados Unidos de Donald Trump, que si bien es poco probable que aparezca directamente referenciado, sí servirá como el blanco al que se dirigirán los palos de la serie.

Según lo poco que se sabe, el programa lidiará con la transformación de la figura del Capitán América de superhéroe a representante del Estado. Sin Steve Rogers, el gobierno aprovecharía la imagen, el uniforme, para transmitir los valores de su interés a través de una figura popular, por lo que son ellos quienes deberían elegir quién porta el escudo, «concurso» en el que un afroamericano como Sam Wilson no tiene opción ni aprobación alguna. En este contexto surgirá la figura de U.S. Agent, el individuo llamado a tomar el lugar de Capitán América ante la opinión pública.

Detalles de la trama más «superheróica» se desconocen. Sabemos que Bucky Barnes (Sebastian Stan) será protagonista, que el villano Zemo (de Captain America: Civil War) regresará, y el resto es mera especulación. Mi sospecha es que Falcon y Winter Soldier deberán resolver algún problema provocado por Zemo mientras lidian con el racismo de estado personificado en el U.S. Agent, instancia que le permitirá a Bucky sentirse en paz con su pasado y a Falcon empoderarse de su nuevo rol. Todo esto, en una serie que probablemente tendrá mucha acción, conspiraciones y misterios por resolver.

Si bien la figura del Cap ha sido columna vertebral del MCU, sus amigos (protagonistas de esta serie) adquirieron relevancia en el último tramo. Si se quieren interiorizar con los personajes, mi recomendación sería Captain America: The Winter Soldier, Captain America: Civil War y Avengers: Endgame; en el caso de esta última, si bien su participación es breve, es la que entrega el punto de inicio que tendrá el programa. Cintas como Captain America: The First Avenger o Avengers: Infinity War pueden ser complementos, pero lo indispensable está en las primeras tres que les recomendé.

Loki

El personaje interpretado por Tom Hiddleston fue desde el inicio uno de los puntos altos del MCU. Ya sea por el perfecto trabajo actoral del británico o por ser uno de los pocos villanos interesantes de la fanquicia, la figura de Loki fue utilizada y re utilizada tanto como figura clave como comodín. Por esta razón, que una serie protagonizada por él fuera de las primeras en anunciarse no es una gran sorpresa.

Casi como una meta referencia al personaje, de este programa no se sabe realmente qué esperar. Se ha dicho que estará ambientada en los 70, época en la que Loki iniciará una serie de saltos temporales con los que buscará cambiar acontecimientos históricos, ¿para qué? eso es un misterio. A esto se suma el hecho de que, en teoría, el Loki que veremos no es el mismo de las películas, ¿por qué? en los eventos de Avengers: Infinity War muere a manos de Thanos, sin embargo, en Avengers: Endgame se muestra a una versión suya de otra línea temporal, que en 2012 logró escapar con el Teseracto (una Gema del Infinito que le permite desplazarse temporal y espacialmente a gusto), siendo ese el puntapié inicial del argumento que tendrá la serie.

Algunos creen que el hermanastro de Thor se dedicará a hacer fechorias y tratar de gobernar algún mundo, otros plantean que podría iniciar un viaje que terminará haciendo que él mismo se entregue en adopción para repetir la vida que le tocó. De la forma que sea, me parece que estaremos ante un show de aventuras, con acción pero no tan militarizada como la de The Falcon and The Winter Soldier, y con más suspensos que cualquier otra cosa. Pero el principal atractivo, me parece, estará en ver nuevamente al tremendo Tom Hiddleston.

Como les dije, Loki está dentro de los padres fundadores del MCU, por lo que su aparición en películas es amplia. Si quieren conocerlo como personaje, su psicología y emocionalidad, deberían ver Thor, The Avengers, Thor: The Dark World, Thor: Ragnarok y Avengers: Infinity War (su participación en Endgame se reduce al clip que dejé arriba). Sin embargo, si son muchas películas para un personaje que no les interesa tanto, debería ser suficiente con Thor y The Avengers, porque la versión del dios del engaño que veremos sólo ha pasado por los acontecimientos de esas películas.

Hawkeye

Una de las series cuya realización se encuentra en un limbo absoluto es la protagonizada por Clint Barton. Hawkeye, personaje interpretado por Jeremy Renner, fue anunciado como el protagonista de una producción original de Disney+ que no sólo seguiría la vida de uno de los vengadores iniciales, sino que también sería la introducción a Kate Bishop, quien en los cómics ha tomado el manto de Ojo de Halcón luego de ser entrenada por el blondo vengador.

A diferencia de los casos anteriores, las dudas no vienen ni con la trama o la continuidad, sino con el actor principal: Jeremy Renner. Hace unos meses, el interprete estadounidense fue acusado de violencia intrafamiliar, situación que lo ha tenido en los portales noticiosos por lo personal y no lo profesional. De esta serie se ha hablado poco y nada, lo que aumenta las dudas de su realización ante las acusaciones del actor de la saga Avengers; por lo que si bien está dentro de los «platos fuertes» del plan futuro, en lo concreto es una adaptación de la que no se habla.

En las viñetas, el personaje ha tenido diferentes «versiones», pero la más destacada llegó de la mano de Matt Fraction y David Aja, quienes mostraron una versión «hogareña» y «callejera» de Hawkeye, que lidia con los problemas de cualquier civil de clase media en sus periodos sin acción con Los Vengadores. Si tuvieran que inspirarse en una historia debiera ser esa, pero es difícil, porque la versión de las películas tiene esposa e hijos, cosa que no está presente en los cómics. En relación a lo mismo, si se trata de películas para preparar el estreno, Avengers: Age of Ultron y Avengers: Endgame serían las cintas, ya que en ellas se muestra su realidad familiar y la importancia que ésta tiene para el personaje.

Ms. Marvel, Moon Knight, She-Hulk

Luego de los anuncios anteriores en la Comic Con de San Diego, la D23 de 2019 fue el espacio en que el estudio confirmó proyectos para personajes «de segunda línea», héroes de larga tradición en las viñetas pero que, probablemente, son muy desconocidos para los seguidores de las películas.

La primera es Ms. Marvel, programa que traerá a la pantalla chica a Kamala Khan, la primera superheroína musulmana en los cómics -y live action- Marvel. Su historia se conecta directamente con Captain Marvel, ya que se trata de una niña que es fanática de la superheroína, por lo que, cuando recibe sus poderes en extrañas circunstancias, decide adoptar el nombre que alguna vez Carol Danvers utilizó. Uno de los temas, en este sentido, es que en el MCU el personaje de Brie Larson fue desde un inicio Capitana Marvel, por lo que habría que ver de dónde obtiene la idea del nombre.

La gracia de Kamala Khan está en que es una adolescente que tiene que encontrar su identidad tanto de superheroína como de mujer. Su religión y costumbres son atípicas al entorno en el que vive, lo que se potencia con la adquisición de sus poderes y su intento de ser como la Capitana, por lo que, podemos asumir, que su viaje en la pantalla chica será tanto para autodescubrirse como empoderarse.

De momento, sólo se saben 2 detalles: que sería interpretada por Iman Vellany, y que, según el mismísimo Kevin Feige (cabeza del MCU) informó, luego de la serie será vista en las películas del Universo Marvel.

La segunda producción anunciada fue Moon Knight, historia que traería al live action la vida de Marc Spector, un ex mercenario que, luego de ser abandonado en un desierto egipcio, terminaría adquiriendo los poderes del dios Khonshu. Sin embargo, lo interesante del Caballero Luna es que también presenta importantes problemas mentales, por lo que nunca se tiene absoluta claridad de si, efectivamente, se trata de algo paranormal o si, por el contrario, estamos ante una de las tantas personalidades del personaje.

Lo único que se sabe del programa lo ha entregado The Hollywood Reporter, quienes afirmaron que Oscar Isaac estaría en conversaciones con Marvel Studios para interpretar el personaje. Sin embargo, estos casos no se pueden confirmar hasta que alguna red oficial lo anuncie. Sería un tremendo acierto, pero hasta que eso ocurra, sólo podemos decir que, probablemente, estaremos ante un programa de mucha acción de la clásica.

Situación similar ocurrió con She-Hulk, producción de la que oficialmente sólo se sabe que traerá a la vida a Jennifer Walters, abogada y prima de Bruce Banner que recibe los poderes de Hulk luego de que éste le realice una transfusión de sangre. En su momento, se confirmó que la actriz Tatiana Maslany (Orphan Black) le daría vida al personaje, sin embargo, fue la misma canadiense quien semanas más tarde descartó la información. Y de momento, esos son los únicos antecedentes del live action.

Marvel’s What if…?

A diferencia de los casos anteriores, esta se trata de una producción completamente novedosa para el Universo Cinematográfico de Marvel. Marvel’s What If…? será una serie de animación digital que, al igual que en los cómics, experimentará con ideas que probablemente no tienen el suficiente sustento como para sostener una saga pero que, no por eso, dejan de ser interesantes.

Podríamos traducir la expresión como «¿Qué habría pasado si…?», y como tal, presentará acontecimientos del Universo Marvel cuya dirección fue levemente distinta. Uno de los pocos capítulos confirmados tiene que ver con Peggy Carter, la fundadora de S.H.I.E.L.D. conocida por ser, además, el interés amoroso del Capitán América. En su episodio, veremos qué habría pasado si ella hubiese recibido el suero del Super Soldado, transformándose en una especie de Capitana Britania.

Lo poco que se sabe de la serie es que será antológica (estilo Black Mirror), por lo que cada historia será independiente y autoconclusiva. También, cuando fue anunciada, se confirmó que gran parte del elenco partícipe de las películas prestaría sus voces para episodios en los que sus personajes participaran, logrando que así se mantenga el espíritu del proyecto. Finalmente, la gran sorpresa es la participación de Jeffrey Wright (Westworld), quien interpretará a The Watcher, una entidad multidimensional que es capaz de observar distintas realidades. Probablemente, su rol será el de un animador que introduzca a cada episodio.

A título muy personal, me parece que la expansión del Universo Cinematográfico de Marvel iniciará un punto en el que terminará siendo insostenible. Con esto en mente, las series que llegarán a Disney+ terminarán siendo una regularidad que poco y nada tendrán que ver con las películas; similar a lo que ocurre en los cómics, donde las historias individuales tienen mucho que ver con los intereses de artistas y editores, y no necesariamente con la marca como totalidad.

Sin embargo, esa proyección dependerá directamente del éxito de las primeras apuestas. Los cómics de Marvel tienen historias muy interesantes para contar, pero si las adaptaciones no logran generar la rentabilidad necesaria para la empresa del ratón, difícilmente verán las luces del live action.

Imagino que, como en todo, el tiempo dirá.

Artículos relativos
Send this to a friend