Oscuro Claro

La maravillosa serie británica Peaky Blinders llegará a su fin con su sexta temporada (y una posterior película), después de brillar durante cinco arcos argumentales. La serie ha sabido representar la sociedad británica posterior a la Primera Guerra Mundial en su máxima expresión, con sus contradicciones y la maldad inherente a las calles de Birmingham.

Ya vimos las razones por las que Cillian Murphy dijo que odiaba el aspecto de Tommy en Peaky Blinders, pero hoy queremos volver al personaje interpretado por Murphy, para revelar una fantástica historia de fondo.

Uno de los rasgos que definen a Thomas Shelby, como todos sabemos, es su amor por los cigarrillos. Es difícil pensar en Tommy sin recordar los innumerables momentos en los que le vemos fumar. Las cifras también son impresionantes: se calcula que fumaba casi 1.000 cigarrillos por temporada, una cantidad que sin duda habría puesto en riesgo la salud de Murphy. Afortunadamente, la magia del plató permitió al actor irlandés interpretar a su icónico personaje sin poner en riesgo sus pulmones.

Según detalla The Independent. Los cigarrillos, de hecho, fueron creados artísticamente, completamente libres de tabaco, y hechos con hierbas inofensivas, como la «hierba rosa» nombrada por el propio Murphy. Todo ello no sólo para proteger la salud de los actores, sino también para evitar promover campañas a favor del tabaco, teniendo en cuenta que -según las declaraciones del actor- todo el reparto está en contra de inspirar a la gente hacia el vicio de fumar. Nos alegramos especialmente por nuestro querido Tommy, que así podrá seguir fumando todo lo que quiera.

Artículos relativos
Send this to a friend