Oscuro Claro

Aunque han pasado muchos años desde el último episodio de Friends, se sigue hablando de esta serie gracias al anuncio de un reencuentro que ya está al aire en Estados Unidos. A lo largo de los años ha habido muchas teorías y muchas dudas que todavía asaltan a los aficionados.

Entre ellas destaca Smelly Cat, una divertida canción cantada por la siempre divertida y extrovertida Phoebe. Phoebe es, sin duda, uno de los personajes más estrambóticos de todo Friends y, aunque siempre ha sido excluida de las relaciones amorosas en comparación con los demás protagonistas, siempre ha conseguido hacer su aportación fundamental en cada episodio.

Esta contribución, sin embargo, incluía a menudo la adición de una pizca de locura y uno de los puntos culminantes de su arco argumental se encuentra sin duda en el sexto episodio de la segunda temporada, donde hace su aparición una de las canciones que se convertirá en el símbolo de la serie: Smelly Cat.

Durante este episodio, Phoebe actúa por última vez en Central Perk, cantando una de las canciones que más le gustan. La canción, por desgracia, no convence al gerente del club, que pide a Rachel que despida a su amiga y la sustituya por una cantante profesional. Sin embargo, como respuesta, Phoebe decide cantar fuera del club recitando algunas acusaciones graves al club.

Según detalla ABC News. La canción fue realmente escrita por la actriz Lisa Kudrow durante una fiesta con su mejor amiga. Pues sí, nada elaborado, dos palabras unidas en uno de los momentos más desenfadados vividos por la famosa actriz. Para la serie, sin embargo, Smelly Cat (ese es su nombre original) fue adaptada por Kudrow, Adam Chase, Betsy Borns y Chrissie Hynde, con la melodía compuesta por Kudrow, como hizo con el resto de las canciones de Phoebe. La canción fue creada por Borns, cuyo plan original era hablar de un perro, por lo que se tituló «Smelly Dog».

Como Borns intentaba inspirarse en su vida personal para su trabajo en Friends, «Smelly Dog» se basó inicialmente en un perro que tuvo una vez, llamado Gouda y que olía mal, por lo que la canción era «una oda a su mascota de la infancia». Más tarde se cambió para que fuera sobre un gato, porque los guionistas lo encontraron más divertido, y así nació «Smelly Cat», como se conoce ahora.

Artículos relativos
Send this to a friend