[REVIEW TEMPORADA 2] ‘Never Have I Ever’ sigue siendo un imprescindible de Netflix

Never Have I Ever, la segunda temporada del drama adolescente de inspiración autobiográfica de Mindy Kaling, vuelve donde exactamente la dejamos en la primera temporada con el duelo por la repentina pérdida del padre de Devi, dejamos a nuestra heroína nerd en un inesperado beso con su antiguo némesis Ben. El primer reto para Devi (Maitreyi Ramakrishnan) será llevar dos relaciones al mismo tiempo, con Ben y con el encantador Paxton, con la complicación de una inminente partida a la India. Sí, el panorama para Devi no es halagüeño, parece estar destinada a tener sólo un mes para terminar su experiencia como una adolescente americana normal antes de ser catapultada a una nueva realidad.

El entusiasmo con el que empezamos nuestra reseña debería hacer prever que esta pequeña introducción a la segunda temporada no es más que una parte muy pequeña de todas las aventuras y retos emocionales y físicos a los que tendrá que enfrentarse Devi, y como ya se destacó positivamente en la primera temporada.

También se prestará nueva atención a los viajes de sus compañeras, desde la lucha de su prima Kamala por emanciparse como científica, hasta la posibilidad de una segunda vida para Nalini, la madre de Devi, pasando por las amigas de Devi, Eleanor y Fabiola, mientras luchan por definirse dentro de sus incipientes relaciones románticas. Por si fuera poco, la guinda del pastel de esta segunda temporada es también una nueva entrada india, una versión más fresca, aceptada y cómoda de Devi: ¿enemiga jurada o nueva aliada?

En Never Have I Ever hay material suficiente para entretener durante más de una temporada y los temas tratados, aunque con la debida frivolidad y superficialidad (por no hablar del infaltablemente hilarante narrador John McEnroe) confirman a esta serie como una de las mejores para el entretenimiento y la representación. Maitreyi Ramakrishnan confirma su destreza con un encanto y una torpeza imposibles de obviar, ya que pasa de adolescente invisible a astilla loca en un nanosegundo.

Cerramos este review de Never Have I Ever volviendo a celebrar el rico entretenimiento y el ritmo con el que se declinan las nuevas aventuras de la joven nerd india Devi. Comenzando con un insólito e improbable triángulo amoroso y terminando con una crisis para encontrar la mejor versión de sí misma, Never Have I Ever no pierde la oportunidad de entretener y empatizar con el espectador al mismo tiempo. Maitreyi Ramakrishnan se confirma como una heroína cada vez más imperfecta pero indispensable para lo que esperamos sean muchas más temporadas.

¿Dónde ver Never Have I Ever?

Las dos temporadas de la serie está disponible en Netflix.