Manos al Fuego: La Cultura de la Basura

Hace un par de semanas se estrenó la segunda temporada del conocido programa de citas y cámaras escondidas Manos al Fuego. Si usted no ha tenido el placer de ver este programa ninguna vez, le cuento que básicamente es un programa donde hombres y mujeres son puestos a prueba en temas de fidelidad hacia su pareja. Algún actor o actriz genera alguna situación de tentación para que la persona caiga y termine “joteandose” a alguien, pidiéndole el numero de teléfono, dándole un beso, etc. Y si la persona en cuestión va superando distintas pruebas, su pareja va ganando dinero. Por supuesto nunca nadie se ha hecho millonario con este programa porque todas las parejas ponen las manos al fuego por sus novios o novias y terminan perdiendo. De hecho se da mucho ese sadomasoquismo visual, el querer ver como su pareja se lo está cagando con otra persona o hasta que punto es capaz de llegar su pareja en estas situaciones de tentación que les ponen.

El programa es una cita clara a MTV, el ex canal de música viene hace años haciendo este tipo de programa, de hecho en Chile tuvimos varios ejemplos como Triangulo, o el mismo Next versión Chile que MEGA hizo en algún momento, por supuesto ninguno con mucho éxito comparado con la repercusión mediática que ha tenido Manos al Fuego. Ahora debemos mencionar que Twitter y Facebook hoy en día son el perfecto aliado para este tipo de programa, los principales comentarios son inmediatos por estas redes sociales, los memes se generan casi al instante sobre los personajes que están saliendo en TV. Es decir, las redes sociales son una gran ayuda para expandir y promocionar este programa y porque? Porque generan una reacción inmediata en la audiencia, son gestos y acciones basadas tanto en la naturalidad de las personas, en el día a día que no es necesario pensar para dar una opinión, uno simplemente acciona al cerebro y este actúa por inercia, porque es lo que comentamos todos los días con nuestros amigos, con nuestra familia, con los compañeros de trabajo, es una temática tan casual y cotidiana que no es necesario realizar un análisis. Lo vemos, lo decimos y como hoy es todo inmediato, lo twitteamos. La mina se caga a su pololo en cámara y reaccionamos instantáneamente a lo primero que tenemos, que es el celular o el computador. Algo totalmente natural, y que para mi entender no tiene nada de malo.

Convengamos eso si que Manos al Fuego llega unos 10 años atrasado a la parrilla programática local, hace rato que tenemos cable, y hace rato que todos conocíamos los programas de MTV y como los hacían. O sea si este programa hubiera llegado hace unos años atrás, hubiera sido un éxito seguro también y sin la ayuda de las redes sociales. Pero reconozcamos que se demoraron 10 años en aprender como hacer este tipo de programa en la TV nacional. Aceptémoslo, esto es TV y nada es de verdad. Por supuesto que todo es mentira, y yo creo que todos lo sabemos, pero queremos creer que es verdad. Queremos pensar que todo lo que sucede ahí está pasando en serio. Queremos creer que esa chica es una zorricueta, y se está cagando a su pololo para todo el país. Y eso no tiene nada de malo, el problema es que antes se hacia muy mal, era imposible creernos eso. Era todo tan mal actuado, tan mal armado, tan mal preparado que no nos creíamos nada. Aquí hay un pequeño porcentaje en que todos decimos “Y será verdad?” Y reaccionamos. Si el tipo se lanza a la colombiana con una frase de joteo, nos la creemos. Si una chica se hace la difícil, puede ser. Está todo muy bien armado y justificado para que nos creamos todo y exista al menos ese 1% donde pensemos que eso de verdad esta pasando y que todo es absolutamente real. Con ese pequeño porcentaje como audiencia estamos mas que contentos. Triste noticia para algunos comentarle que no crean NADA de la TV. Todo es mentira, nada es completamente verdad. Siempre hay un productor detrás incitando a algo, sugiriendo algo, y muchas cosas se conversan antes, pero eso no es lo importante, lo importante es que en este caso funciona y funciona mucho. En Manos al Fuego están tocando un tema que a todos nos atañe que es la infidelidad, un tema que está tan arraigado en la sociedad chilena que nos parece genial verlo en la TV y como ven, genera reacciones inmediatas. Ya nadie se aguanta el comentario para hablarlo mañana con los compañeros, es necesario twittearlo o whatsappearlo inmediatamente, lo cual es genial.

Manos al Fuego para mi es un excelente programa. Porque es muy sincero en su cometido, no pretende ser un programa intelectual, no pretende ser una clase de cultura o algún programa donde tengas que pensar o analizar algo. Este programa es parte sin culpa de una TV Basura, de una TV que se arraiga en los mas animal del ser humano, en los instintivo de nosotros y no lo esconde. No pretende enseñarte nada, ni dejarte ningún legado, pretende que te rías y te entretengas con el dolor, con la ridiculez, de otras personas. Es una mierda de programa, pero es la mejor mierda que he visto en el ultimo tiempo. Está muy bien construido y cumple completamente con su consigna principal. Es un programa sincero y ahí radica su éxito. Muchos programas mierdas se han hecho en la TV Chilena a lo largo de los años, y este es justamente el tipo de programa que los intelectuales y “artistas” reniegan diciendo que son malos para la TV y que con este tipo de programas nunca vamos a tener una televisión como la BBC. Y que por supuesto nunca en la vida van a aceptar que lo verán. Pero no somos la BBC, ni lo seremos. Somos Chile, y debemos aceptar nuestra condición televisiva per se que no es mala y tampoco está lejos de ser como la de otros países. Una TV se compone de sus movimientos sociales y expresiones culturales. Y si bien debemos tener mas cultura, también debemos aceptar esta TV Basura, porque nosotros también lo somos. Pero si vamos hacer basura, hagámosla bien como hoy lo está haciendo Manos al Fuego.

Manos al Fuego está en su segunda temporada y se transmite todos los Jueves a las 22:30 por CHV. 

Sobre sepamoya63 Ver todos los posts

Comunicador Audiovisual, Fotógrafo, Guionista y Director de las cosas importantes de mi vida. Fanatico de los Sitcom, Late y la comedia. La vida es demasiado importante para tomarla en serio.

1 Comentario ¿Quieres opinar? →


  • rubensyyo

    Más allá de si la TV Chilena debe o no tener como referencia a la BBC y en función a eso resignarse o no a ser lo que puede, creo que en la TV en general siempre hay cabida para todo: para TV educativa y para TV de puro entretenimiento. La única condición que debe existir, a mi juicio, es que sea efectiva en su propósito. Manos al Fuego no aporta nada intelectualmente relevante, sino más bien se jacta de fundar su éxito en nuestro lado más animal: el morbo; y es de necios no poder reconocer que hace muy bien su pega. Es un programa con una premisa infalible, con una dinámica de juego muy bien pensada y que funciona a pesar de que el nivel de producción es de 100 pesos. Es un programa de circo romano al igual que Mi Nombre Es, Talento Chileno y Yo Soy, pero a diferencia de ellos (y como justo menciona el artículo) es honesto y con razón, mucho más exitoso. Para mí es un formato digno de exportación, por lo menos al resto de latinoamérica (¡hacernos soportar a Eva Gómez en pantalla durante 2 horas es un gran mérito!).